Enrique Montero Pérez

Me devo amar

Me debo amar yo mismo

porque el clásico amor de dos, no llega.

Encontrar en mi mano el calor que preciso

para sentir apoyo y compañía.

 

Me debo besar a falta de esa boca

incendiaria de mis noches y mis días.

Me he de acompañar con mi sonrisa

y decirme palabras de manantial y trinos.

Debo cortar en dos la cama donde duermo

para borrar así el espacio vacío.

 

Me voy a regalar gladiolos y canciones

que hermoseen mi casa y mis suspiros.

Me he de hacer el amor cuando lo necesite,

disfrutar de mí mismo, inventando otro cuerpo

que surja de mi carne y se refunda en ella.

Decirme siempre poemas amatorios

que griten que merezco amor, caricias, cielo,

que soy bello y tan bueno

como un atardecer después de un aguacero.

 

Y como siempre digo

voy a seguir brillando

porque la luz que nace de mi pecho de estrella

no la puede apagar ni el desamor, la soledad o el miedo.





Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.