Fanny Garcia

AYER

 El día se ha vuelto extraño

no es como ayer, con las mariposas,

los rayos de sol, el constante azul del lago,

el verde de las montañas y las coloridas flores,

al parecer hoy no será un hermoso día.

 

El cielo se está nublando y la insistente lluvia cae

las flores decaídas se encuentran y el lago se torna siniestro

ya no percibo los rayos de sol y las verdes montañas…

han cambiado su color, ahora lo veo todo gris.

 

Cada vez la lluvia toma más fuerza convirtiéndose en tormenta,

las nubes son abstractas y el miedo recorre  todo mi cuerpo

comienzo a temblar pues no veo a los animales,

las plantas desaparecieron, solo quedan los recuerdos

espero que la lluvia seda pronto, pues el miedo me está apresando,

creo que esta tormenta nunca acabara, suspiro y pierdo la esperanza.

 

No puedo comprender como un día tan precioso concluyo en esto:

una insipiente y devastadora tormenta, solo escucho los estruendosos rayos

y consigo el incesante golpeteo de la lluvia en mi ventana

¿por qué sentir una condena? encerrada, abandonada en esta habitación,

prisionera del miedo, quiero escapar, salir de aquí…

pero tengo temor de la feroz tormenta que me aguarda.

 

Intento ignorar mi alrededor , imaginar que todo está perfecto,

pero mi sentir no lo permite, sigo escuchando todo, sufriendo la tormenta,

me siento insegura, quiero llorar, decir lo que siento en  estos momentos

pero mi confidente a partido y no sé cuándo volverá, sola me hundo en la obscuridad

presiento que la tormenta durara toda una eternidad.

 

Hoy  fui a enfrentarla, salir de una vez pero no lo conseguí, fracase

no se luchar contra esta tormenta, no tengo fuerzas ni armas para enfrentarla,

necesito ayuda, apoyo pero no hay nadie a mi lado, la habitación sigue obscura,

espero que el regreso de mi  amigo pues él le dará luz a mi habitación,

me guiara por el camino y me enseñará cómo afrontar la tormenta.

 

Aun así necesito tomar valor, tomar las riendas de mi vida

aprender a cuidarme sola pues no siempre habrá alguien a mi lado,

buscar a mi amigo, tener la esperanza de poder encontrarlo

pues él puede necesitarme ahora, aun no lo sé pero seguiré mi camino

enfrentare mis miedos para vencer mi temor y poder ser feliz.

 

Al parecer la lluvia esta cediendo, los truenos ya no son tan frecuentes

¿será verdad? La lluvia está por terminar, eso espero, eso anhelo

ya puedo  ver un rayo de sol, al fin terminara la lluvia y con ella mi miedo

ahora veo las cosas de diferente manera, los colores, las montañas,

las nubes y un hermoso arcoíris surgió a lo lejos, ya me siento segura, tranquila.

 

 Mientras continuo mi camino retomare mi vida y una vez este con mi amigo

todo será como antes, miraremos al cielo y nos daremos cuenta que todo ha

terminado

que podremos seguir siendo felices, que todo fue una pesadilla

poder compartir mis sentimientos y que me escuche, todo será como antes,

seguiremos nuestras vidas y lo que paso ayer quedara solo en recuerdos.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.