BellaMar

Petición de muerte

Eran tres:

Ruth, esbelta, alegre, amante de fiestas y altiva como el sol

Paula, perseverante y adinerada cualidad sin belleza de envolturas

Juana, vigorosa y sensible, sin posesión más valiosa que su hermosura

Eran tres mujeres diferentes y un solo hombre que las amaba

 

 

Cada una su historia forjaba al lado de aquel rufián

que solo las utilizaba, Ruth para alegrar los días,

no existía mejor vida que la que otorgaba Paula

y para la cama, la amante preferida era Juana  

 

Gozaban de tal suerte las buenas mujeres,

que por capricho del destino un día cruzaron sus caminos,

la verdad no esperó, condenando al pecador maldito

que sus sueños burló y al martirio las condenó

 

Dolor, decepción y odio mezclándose en sus mentes

machacaron los corazones de esas tres mujeres y en lugar

del amor, la revancha tomó forma de muerte y cada quien

su lado oscuro descubrió…

 

 

Un matón, un asesino es el único salvador concluyeron

después de disputar como fieras heridas su postura ante la traición,

Ruth encontró al verdugo, Paula se encargaría del costo

y Juana sería el anzuelo.

 

Una petición cada una escribió para el hombre que las vengaría:

-Tres disparos, una en la cabeza y dos en el pecho por la locura

que nos dejó y los corazones que destruyó dijo Ruth, pero antes

córtelo lento, a punta  de puñal, que su sangre fluya despacio

para que sienta el ardor de cada herida y derrámele sal para que sepa

lo que es el dolor agregó Paula y Juana concluyó:

dígale antes de morir que sus tres mujeres les deseamos buen viaje

y que en el infierno nos aguarde, allí estaremos juntos por siempre.

 

Pero no supo el muy villano conservar su dignidad y morir en silencio

las noticias del trágico deceso no se hicieron esperar y cuando

la investigación llegó a su final solo un trozo de papel quedó

como evidencia, el asesino huyó y las tres mujeres como el viento

desaparecieron, solo el recuerdo en memoria de muchos quedó del

hombre que jugó al galán de tres mujeres diferentes               

y un asesino eficiente que a petición concreta le dio muerte.

 

 

 

 

 

 

 

Comentarios2

  • BlackVizard

    ohh q buena e interesante narracion..redactas muy bien..q gran escrito regalas

    • BellaMar

      Gracias por pasar por aquí, tus escritos lo son aún más... un cálido abrazo

    • Esther Velázquez Tipacamú

      Tremenda historia y como bien lo dices, "a veces surgen estas historias", me gusto la forma en que la presentas, si esto sucediera a todos los infieles, ya no hubieran hombres, jajaja, bueno si pero muy pocos. Me gusto leerte y gracias por tu amistad.


      Saludos,
      Esther

      • BellaMar

        Como diría el chavo del ocho ESO-ESO-ESO jeje...muchas gracias a ti también---abrazos---



      Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.