Kfeprieto

El sol sale


El sol sale y, como todos los días,
alumbra y da calor,
pero mi alma está fría
y mi espíritu nublado.


Entre los rayos del sol me pierdo intentando calmar el frío de mi alma, herida y de mi espíritu caído, por tu amor ingrato que me desprecia y arrebata los suspiros que son para la mujer ingrata.


Al salir el sol sabemos que se va la nube
llevándose la lluvia y...
la luz brillante del astro rey
alivia al que quejándose
desea no tener más
el alma fría
y sí , un espíritu pujante

Comentarios1

  • STELLA_CRISTINA

    MUY BIEN PLASMARON CADA UNO SU SENTIR. ABRAZOS, STELLA.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.