bonifacio

Espejo y danza



No es mala idea

Darse un gusto y comprarse un gran espejo

Para movernos

Si ni un complejo.

 

Con ese espejo crece mucho la esperanza

Con nuestra danza.

 

Me siento joven

Y tu me alcanzas.

 

Luego no vamos a duchar con agua fría

Que se calientan mientras mías

Son tus benditas manos blancas.

 

Un gran espejo en nuestra alcoba

Para encontrarnos con la loba

Y el lobo aúlla

Más no te espantas.

 

Más bien se encantan

Los bailarines

Con esta alianza.

 

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.