gatosalvado

Cuando me ví desde la puerta

Las tablas del piso me huelen a recuerdos

y levantarme no quiero

miro cada grieta que quisiera llenar con tu imagen

y más bien un rio de lagrimas corre por ellas

me miro desde la puerta y me digo: levántate,

el tiempo no existe y el olvido menos

guarda en tu nariz el aroma que te hacia volar,

en tu pecho el calor que te quemaba,

y en tus labios el sabor de ese recuerdo,

llévalo siempre contigo

pero si algo se te olvida

será que has comenzado a sanar

y así me perderé de a poco

para volver a aparecer

en el próximo invierno de tu vida.

 

Comentarios1

  • Victor Carlos

    Hola muchacho, como estás, un gusto saludarte desde Argentina !
    En verdad, aún no se te conoce mucho, pues no has dejado tus rastros en la introducción, de cualquier manera, veo tus deseos de interiorizarte en la literatura, actitud muy placentera...
    Tu trabajo muestra aspectos de la vida, los sentimientos, el amor hacia el semejante e ìntimos deseos de superación... muy buenas líneas !
    Sigue escribiendo, un abrazo !

    • gatosalvado

      Muchas gracias hermano argentino, me emocionan mucho tus palabras.

      Un Gran Abrazo.



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.