Marsellescha

Angel... (para el angel que le llego a mi amiga)

Sin esperarte apareciste un día

y como una campana interior

un roce de tu mano rezono

entonces te vi por primera vez

y desde ese día comencé a verte

cuando te miraba...

Como un ángel guardián

aparecías como adivinando

cuando mi alma mas te necesitaba

mas no se como paso

pero un día me encontré

acurrucada en tus brazos en la playa

siguiendo tu mirada

me llevaste por un camino de besos

confundiendo mis principios

acorralando mis sentimientos.

Una tarde... pensé en dejarte

pero como se deja a un ángel

que con su mirada te roba

una sonrisa del alma.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.