ALVARO J. MARQUEZ

GOLPES DE PECHO

"No pienso dejar que en mi mente/ mi conciencia como juez me hable./ Ni por un amor declararme inocente/ ni por un pecado culpable".


No fui quien derribó las torres gemelas,

Ni causé yo los tiroteos en las escuelas,

Ni es mi culpa que el clima esté muy raro,

Tampoco me manden ahora al infierno

Por creer que trabajo en el gobierno

Y es por mí que todo está tan caro.

 

Tampoco tengo la culpa de que llueva

Y ver cómo el agua incontenible se lleva

Casas, carros, animales y gente a su paso,

Nunca hago que la muerte se nos adelante

Ni provoco que un triunfo que es rutilante

Se convierta en un estrepitoso fracaso.

 

No es mi culpa si no eres un payaso,

Pero igual las personas a su paso

Terminan riéndose de ti  a carcajadas,

Ni si en el mar no llegas a tocar el fondo,

Y aún así te vas hasta lo más hondo

Y debes nadar y nadar… y no nadas.

 

No es mi culpa si temes al demonio

Ni si por el dinero un matrimonio

No soluciona nada tus problemas…

Ni que componiendo seas buen autor,

Pero no logres ni siquiera con Word

Que salgan sin errores tus poemas.

 

No es mi culpa si a cada segundo

Te llegan malas noticias del mundo,

De un planeta al que le cuesta respirar.

Ni lo es que estés de brazos cruzados,

Que te preocupe mucho tener pecados

Pero no sepas ni tan siquiera rezar.

 

No soy responsable si te convencen,

Ni que algunos hasta por ti piensen,

Ni si nadie de la muerte se zafa,

Tampoco te he pedido que creas

Ni que por inocente ahora seas

Víctima ingenua de una estafa.

 

Si no puedes dormir no soy culpable

Y si sólo quieres dormir deja que hable

Por ti la gran desidia que te aborda,

Si la muerte es algo que te aterra,

Si pides que paren la guerra

Y la gente que combate es sorda.

 

No me culpen si algún avión se cae,

Si un chofer irresponsable se distrae

Y ocurre por lo mismo un accidente,

Ni porque sea chocante tu padre,

Que el novio que le presentas a tu madre

A ella nunca le parezca decente.

 

Si no te gusta nada como canto,

Si mi carácter siempre varía tanto

Que ni yo mismo me soporto…

No fui yo quien te aconsejé

Cuando entre tener o no a tu bebé,

Preferiste acudir al aborto.

 

Si piensas en mí más de lo debido,

Si ves que por recordarme no has dormido,

Si más que como un amigo te intereso,

Si nuestra relación se nos enreda,

Es que el destino quiere que suceda,

Tampoco me eches la culpa de eso.

 

 

 

Comentarios14

  • Carmen Angelical

    Alvarito, vos nomas luego sos el culpable de todo......(jajajaja)
    Preciosas letras
    Un beso
    CARMEN

    • ALVARO J. MARQUEZ

      Acepto mis culpas, ojalá me manden a un infierno divertido. Un beso amiga.

      • Carmen Angelical

        No creo que el infierno sea divertido......pero oraremos por ti....
        Besos x 3
        Carmen

      • lore25

        INTERESANTE POEMA! DE QUE SEREMOS CULPABLES? YO CREO QUE DE MUCHO ..!!

        • ALVARO J. MARQUEZ

          Hol Lore, feliz día para ti. Todos tenemos culpas y todos somos inocentes de algunas cosas. Que cada quien se identifique. Gracias por leerme, un beso.

        • Flor amante

          AL FINAL TODOS SOMOS CULPABLES
          SALUDOS

        • ivan semilla

          IRONÍAS LE HUBIERA PUESTO DE TITULO.
          QUE BUENO ESTÁ!!!
          TE FELICITO
          ABRAZO DEL CUAL NO ME HAGO CARGO. JA JA JA

          • ALVARO J. MARQUEZ

            Feliz día hermanazo, claro, este es un poema que se presta para muchos títulos y aún me faltaron culpas por poner, pero no quise extenderme más. Un abrazo del que sí me hago cargo yo.

          • PoemasDeLaSu

            No somos culpables de muchas cosas descriptas y de muchas, si, lo somos, a veces solamente permitiendo algunas cosas u omitiendo opinión ya lo somos, pero es tan variable esto de la culpa, que solo nuestra conciencia nos lo dirá, a menos que seamos psicóticos, cuya principal característica es no tener noción de culpa. Vos sabés que aquí, una de las cosas que "nos" criticamos en determinada época fue el famoso "no te metas", y esto también es una culpa, pero por eso es tan relativo, no?
            Muy bueno ami, muy bueno. Besos

            • ALVARO J. MARQUEZ

              Entonces los suizos deben tener muchos remordimientos, porque jamás se meten en nada. Sé que al igual que la negra, en días como hoy, vibran. Aplaudo ese sentir, esa disposición. Ah por cierto, a mmuchos les gusta hacerse los psicóticos. Un beso amigaza linda.

            • ZAHADY

              ALVARITO: CUANDO ESTABA LEYENDO TU POEMA, DE VERAS PENSÉ QUE LE HABÍAS PUESTO VOZ A DIOS... PORQUE GENERALMENTE DEMOS LAS VUELTAS QUE DEMOS LE ESTAMOS ECHAMOS A DIOS LA CULPA DE TODOS LOS MALES HASTA DE ABORTAR COMO VOS RECLAMÁS.
              BUENO ME DI CUENTA QUE NO ERA LA VOZ DE DIOS PERO SÍ DE ALGUIEN QUE DE VEZ EN CUANDO SE CREE UN DIOS ¿O NOSOTROS LO HACEMOS DIOS?
              SIGUE GOLPEÁNDOTE EL PECHO PORQUE EN REALIDAD CUANDO ESTOY ENOJADA CONTIGO ES TODO CULPA TUYA HASTA DE MIS SÍNDROMES... JAJAJÁ ¡¡PERDÓN...!!

              • ALVARO J. MARQUEZ

                Zahady linda, cúlpame de lo que quieras, juro que no me defenderé, puedes culparme hasta de la tos que te dé. Un beso.

                • ZAHADY

                  JAMÁS TE CULPARÍA...
                  NO PODRÍA... CONOZCO DEMASIADO TU ALMA Y NO TIENES CULPA DE NADAAAAAAAAAAAAAAAAAAA...!!

                • colombiana

                  y quien sera el culpable entonces? jajajaja, que bien amigo, pero bueno yo tampoco soy culpable jaajajaja


                  saludossssssssss con aprecio


                  colombiana

                  • ALVARO J. MARQUEZ

                    La culpable total y absoluta de que en este foro haya gente hermosa eres tú, de esa culpa nadie te salva. Un beso amiga.

                  • FIDEL HERNANDEZ

                    Una vez escuchado al declarante, yo te nombro INOCENTE!! je,je,je... Es verdad lo qu edices, muchas veces nos culpàn de todo sin haber ni siquiera movido una ceja... y si lo haces observar te dirán ..."¡¡pues por eso ocurrió todo!!...
                    Un fuerte abrazo, amigo Álvaro,
                    Fidel

                    • ALVARO J. MARQUEZ

                      Claro que soy inocente hermano y tú también y todos los hombres del foro lo somos, el cielo lo tenemos asegurado. ¿Alguien lo duda? Un abrazo hermano.

                    • Alvaro Maestre

                      Que tema mi hermano.
                      Las cosas pasan y tiene que ser uno
                      Que .....!
                      Nada es casualidad, todo tiene una razón de ser y más partiendo del hecho de que exista, así sea tangible o intangible.

                      Un Abrazo,

                      Alvaro

                      • ALVARO J. MARQUEZ

                        Te vi en el poema de Angelical para mí, hermano. Sí es un tema interesante el de mi poema, porque tiene un poco de todo, hasta humor y cosas para reflexionar... pero nada que ver con la realidad mía, aunque a veces todos vivimos alguna de esas situaciones. Un abrazo tocayo.

                      • nellycastell

                        La culpa, tremendo poema por cierto, pero yo tampoco ahora me recuerdo quién es el autor, lo que si me ha dado risa tu humor. La culpa está dispersada en grandes territorios y sin que nadie quiera cargarla, para que no sea tan notorio. La grandísima culpa que tanto pesa y pesa, pero ahora no vayas a decir que no sabes quién te besa......muy bueno tu poema Alvarito querido. Y no te hecho ninguna culpa de mi mala memoria....abrazos muchachón querido.

                        • nellycastell

                          El poema de la culpa es de mi compatriota José A. Buesa te lo recomiendo por cierto

                          • nellycastell

                            Poema de la Culpa

                            Yo la amé, y era de otro, que también la quería.
                            Perdónala Señor, porque la culpa es mía.
                            Después de haber besado sus cabellos de trigo,
                            nada importa la culpa, pues no importa el castigo.

                            Fue un pecado quererla, Señor, y, sin embargo
                            mis labios están dulces por ese amor amargo.
                            Ella fue como un agua callada que corría...
                            Si es culpa tener sed, toda la culpa es mía.

                            Perdónala Señor, tú que le diste a ella
                            su frescura de lluvia y esplendor de estrella.
                            Su alma era transparente como un vaso vacío:
                            yo lo llené de amor. Todo el pecado es mío.

                            Pero, ¿cómo no amarla, si tú hiciste que fuera
                            turbadora y fragante como la primavera?
                            ¿Cómo no haberla amado, si era como el rocío
                            sobre la hierba seca y ávida del estío?

                            Trataré de rechazarla, Señor, inútilmente,
                            como un surco que intenta rechazar el simiente.
                            Era de otro. Era de otro que no la merecía,
                            y por eso, en sus brazos, seguía siendo mía.

                            Era de otro, Señor, pero hay cosas sin dueño:
                            las rosas y los ríos, y el amor y el ensueño.
                            Y ella me dio su amor como se da una rosa
                            como quien lo da todo, dando tan poca cosa...

                            Una embriaguez extraña nos venció poco a poco:
                            ella no fue culpable, Señor... ni yo tampoco
                            La culpa es toda tuya, porque la hiciste bella
                            y me diste los ojos para mirarla a ella.

                            Sí, nuestra culpa es tuya, si es una culpa amar
                            y si es culpa de un río cuando corre hacia el amar.
                            Es tan bella, Señor, y es tan suave, y tan clara,
                            que sería pecado mayor si no la amara.

                            Y por eso, perdóname, Señor, porque es tan bella,
                            que tú, que hiciste el agua, y la flor, y la estrella,
                            tú, que oyes el lamento de este dolor sin nombre,
                            tú también la amarías, ¡si pudieras ser hombre.

                          • Hay 2 comentarios más

                          • alfanuy

                            ¡Aquí me das fuerte, poeta! Con la tendencia natural que tengo para ser culpable de todo... Así me he sentido y así trabajo para no sentirme ahora.
                            Esa reflexión es una que ya llevo tiempo gastando.
                            Muy buen poema, amigo.
                            Un beso
                            ana

                            • ALVARO J. MARQUEZ

                              Tenemos la tendencia todos de buscar un culpable y creo que en el fondo, eso motivó este poema, pero te invito a que revises los ítems que mencioné y verás que no tienes culpa de muchas cosas escritas allí. De modo pues que, creo que este poema tendrá en ti esta función específica, la de no permitir que sientas culpas que no tienes. Un beso Ana hermosa.

                            • joaquin Méndez

                              Amigo…seguro que tampoco eres culpable de este poema, jajajajaaj.
                              Muy bueno.
                              Saludos.

                              • ALVARO J. MARQUEZ

                                Hola Joaquín, bienvenido a mis letras, creo que de eso sí lo soy. Un abrazo.

                              • LUCERO DEL ALBA

                                ¿POR QUÉ LOS GOLPES SI NO ERES CULPABLE? JE JE. EXCELENTE POEMA AMIGO.
                                SALUDOS.

                                • ALVARO J. MARQUEZ

                                  Tienes razón, razones coherentes para la incoherencia de quien escribe. Saludos.

                                • Igor P. de S.

                                  Amigo:
                                  Me ha encantado leerte. Tus versos me transmiten ecos de humor / mal humor / ironía y seriedad...

                                  Tu insistencia en el hecho de que tú no eres culpable de cada uno de los achaques, tristezas y catástrofes ajenas, me conduce a la sugerente y precisa imagen con la que encabezas tu escrito: porque me hace pensar en la pesada carga de culpabilidad que la gente va a descargar en los confesionarios de las iglesias y de rodillas.

                                  Me gusta mucho mucho la bella frase que pones debajo de esa imagen: "No pienso dejar que en mi mente/ mi conciencia como juez me hable./ Ni por un amor declararme inocente/ ni por un pecado culpable".
                                  Recibe un fuerte abrazo. IGOR

                                  • ALVARO J. MARQUEZ

                                    Confieso mi total sorpresa por verte acá comentando, pero debo decir también que es una sorpresa muy agradable, todo un honor tenerte en mi espacio porque sé que eres alguien autorizado para opinar, aprobar o criticar cualquier trabajo que se publique. Así que, amigo mío, un abrazo y bienvenido siempre.

                                    • Igor P. de S.

                                      ¡Ay, Álvaro tocayo!...

                                      Te agradezco mucho la simpatía que me manifestas, sobre todo porque es mútua, pero de verdad me confundes un poco/mucho cuando me dices que sabes que soy "alguien autorizado para opinar, aprobar o criticar cualquier trabajo que se publique": ¿Tan severos y "determinantes" te pueden parecer a veces mis comentarios? Yo te digo esto:

                                      1. Sinceramente, yo no me considero para nada "autorizado para aprobar o criticar": lo que hago, digo o critico es simplemente siguiendo los ecos que los escritos de nuestros compañeros han podido tener en mí, y, en muy raras situaciones, por "imperativo moral": porque, a veces me parece bueno, sano y necesario el decir "no estoy de acuerdo", y el razonar por qué.

                                      De todas formas, tu comentario afianza nuestra común simpatía, y, para mí, eso es lo esencial.

                                      Un abrazo. Igor



                                    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.