syglesias

CUANTO duelen las LÁGRIMAS



CUANTO duelen las LÁGRIMAS:





Derramadas en la oscuridad de la soledad, por el silencio de un olvido en la piel desnuda y sedienta de caricia, que desde mucho antes esperó segura de sí misma, pacientemente para ser amada suave y dulcemente sobre una cama impecable de sábanas blancas, desperdiciadas...,

No vistas correr en claridad del rostro por el cuerpo, por ese ser amado, que se niega hoy en notar, mi presencia frente a Ella, que pronto han pasado y borrado, tantos pasajes vividos en su mente, para poder sentarnos a recordar, pequeños instantes, quizás al menos tomándonos en son de paz de amigos, una humilde e inofensiva taza de café en algún lugar neutral...,

Reflejadas del alma, si llevan consigo tristeza a mis ojos, mordiéndome los labios hasta casi verlos sangrar, para no pronunciar por añoranza, su querido nombre a los cuatro vientos...,

De brazos atados a la espalda por esta realidad vivida, por un cruel destino escrito, que nos apartó del camino soñado tantas veces, mirándonos fijamente a los ojos, tomándonos las manos efusivamente, dibujándonos una sonrisa de optimismo...,

Tardías, por la espera eterna de esa palabras precisas, que nunca se llegaron a decir, negándolas, cuando más falta hicieron de ser escuchadas con suma atención, porque aquí, a la final, Tú no serias la única que sufriría lo imposible de soportar, preso de los recuerdos, entre cuatro paredes y un techo, después de haber vivido en plena libertad, un amor siempre esperado en los brazos...,

Del corazón, si fue herido en su amor propio un amanecer con el despertar de un nuevo día, viéndose solo y abandonado sin ninguna orientación, carente de una razón de existencia, por quien seguir amando y viendo lo bueno que nos brinda la vida...,

Que demoran y regresan a los labios resecos, por la falta de besos verdaderamente deseados, como fueron los espontáneos de ayer, recibidos ansiosamente en mi boca, mientras tu frondoso cabello de oro, me cubría todo el rostro y tu bello pecho, brindaba el calor necesario al mío, eso era solo una pequeña muestra de un motivo, por detalle divino de amor, de dos amantes amables de antes, que se durmieron confiadamente por los años de glorias vividos, despertándose en silencio, dándose la espalda...,

Si la ignorancia de un mutuo pasado, se intenta medir ahora algo indiferente, en la distancia que muestra la mirada errática, pero que a veces es caprichosamente nostálgica, cuando coincidimos desde aceras opuestas, viéndonos como posibles enemigos, no declarados totalmente a las puertas del corazón...,

Por las preguntas, algunas sin respuestas, que no puedo responderle sinceramente en este momento a nuestro único hijo, pero que cuando crezca sabiendo razonar, tendrá derecho de saber, por los verdaderos pecados en este fracaso por desilusión de su madre y su padre, para que el mismo, saque sus propias conclusiones, perdonando a quien merezca de rodilla, su perdón...,

Despreciado, si al caer en tierra de nadie, no van labrando en el dolor por sí mismas de cada gota sentida el misterio de esta historia, para ser contada a las próximas generaciones venideras, para que aprendan a evaluar con respeto, errores de pareja, para luego aplicar con tiempo y espacio dedicado, sus correcciones.
--------------------------------------------------
Sergio Yglesias García
Caracas, 30042011 06:15 PM.

Comentarios4

  • Flor amante

    DESPUÉS DE LEERLO TE COMPRENDO
    MUY SENTIDAS LETRAS
    SALUDOS

  • FELINA

    Cada letra que iba leyendo va dejando un rastro de nostalgia...muy bellas letras, te felicito...recibe mis abrazos.

  • Ricardo el vedado de Irene

    La nostalgia, la tristeza, todo lo malo esta en nosotros
    por que nosotros estamos en el.
    Es un escrito que atrapa

  • STELLA_CRISTINA

    UNPOEMA BELLAMENTE TRISTE Y NOSTALGICO ,MUY BIEN LOGRADO .TE ABRAZA.STELLA



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.