guivel

INVISIBLE

INVISIBLE


Te beso y te acaricio con mi aliento,
qué lástima que pienses que es el viento

Te toco y con ternura te rodeo,
qué lástima es que pienses que es el sol,

Te persigo y te acoso sin cesar,
qué lástima es que pienses que es el frio,

Te protejo y en mis brazos te arrullo,
qué lástima es que creas que es el sueño,

Te hago reír, soñar, sufrir y llorar,
qué lástima es que pienses que es un recuerdo,

Siempre estoy cerca de ti
calmando tu soledad
llenando tu vacio.



Guivel

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.