Higorca

DUDAS, ARENAS


Ando en un mar de cenizas,

camino entre las ascuas ardiendo,

de una tierra que daña el alma,

el alma sensible de aquel que habla.

 

Busco un camino de agua, 

que llene mi vida vacía,

que nade en vez de pisar,

como aquella dulce sirena

que se oye su canto en el mar.

 

¡No quiero fuego! ¡Tampoco cenizas!

Ni agua, ni mares, ni montes

¡¡Quiero pisar firme!!

Sobre una alfombra de césped,

de flores que me acaricien.

Escrita por: Higorca Gómez

 



    



   

Comentarios1

  • El Hombre de la Rosa

    Geniales deseos de olvidar la soledad interna del alma humana amiga
    Saludos y amistad



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.