Sol del Carmen

Tres Veces al Día

Procuro enamorarme de ti tres veces al día

Por la mañana te acompaño con fruta

Pues me gusta tomarla de tus labios,

Me gusta tenerte con miel,

Y realzar el sabor de tu piel.

Por la tarde, te recuerdo con el aroma del café

Y con una melodía alegre,

Aquella que en mis brazos te hace caer.

Muy segura estoy que mi corazón te extraña también,

Y desea verte al anochecer.

En la noche fría, necesito tu calor

Me cenare tu espalda, y beberé leche,

Blanca como la luna, que tu y yo contemplaremos juntas.

Me enamoro de ti, es en el día la tercera vez,

Tú lo sabes te amo y enamorada de ti estaré.

 

Comentarios1

  • Igor P. de S.

    "... Un enamoramiento que se nutre con el tiempo", pero un enamoramiento perfectamente voraz y carnal... Eso sí: todo el tiempo, a tiempo y a destiempo y... tomándose todo el tiempo necesario para poder amar plenamente. ¿Me equivoco?

    Me ha encantado leerte, así como tu metáfora "temporal"...

    Besos. Igor



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.