Adicto

Monólogo Interio

Hola... reina beia..
Como estas?
te quiero sabes...
Escucha...
he pasado días enteros pensando en ti
pienso desde el primer momento que te vi
me robaste el corazon
que cada día fue creciendo un sentimiento
que se fue alimentando de amor
y cuando se nutre algo así por tanto tiempo..
es difícil que desaparezca..
...no quiero que me digas nada...
!solo escúchame¡...
si se que es difícil que aceptes esto..
pero entiéndeme.. me estoy muriendo por ti..
ya no te molestes...
no quiero que termine así..
no si antes quede todo claro...
ne le pido que me ame...
no le pido que sea mi esposa..
....
entiende que te amo..
y que ya no lo puedo callar
que vivo la ilusión de sus besos
que sueño sus caricias
que mi peor día es cuando no se de usted
y el mejor de ellos son junto a ti beia..
....
que clase de ladrona eres
que me robaste el corazón
así sin darme cuenta
te lo llevaste sin dejar marcas...
sin señales de fuerza
....
se que no quiere esto...
pero no soy dueño de este sentimiento
no lo puedo controlar..
no me mal interprete..
no la culpo de nada...
....
pues.. no tengo nada mas que decirle...
me voy a pasar el rato ..
en lo de costumbre...
pensar en usted...
entiendo que no me quiera hablar
y se que después de esto nada será igual..
Disculpa...
Adiós...




Adicto...


Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.