teboel

FIN DE LA INFANCIA

Retumbando se engolfaba

en la arqueada orilla

un mar pulsante,barrado de surcos,

encrespado y vedijoso de espumas.

Contra la desembocadura

de un torrente que rebosaba

amarilleaba el oleaje.

Alrededor giraban virutas de algas

y troncos de árboles a la deriva.

 

En la concha hospitalaria

de la playa

sólo unas cuantas casas

de añosos ladrillos,escarlatas,

y ralos penachos

de tamariscos pálidos,

cada vez más;débiles criaturas

perdidas en un horror de visiones.

No era fácil mirarlos

para quien leía en aquellas

apariencias inciertas

la música del alma inquieta

que no se decide.

 

Puras colinas cerraban alrededor

marina y casas;olivos las vestían

aquí y allá diseminados como rebaños,

o tenues como el humo de un caserío

que velejara

por la cara candente del cielo.

Entre manchas de viñedos y pinedas,

se divisaban pedreras

calvos y gibosos dorsos

de colinas:un hombre

que por allí pasase erguido sobre un muleto

en el lavado azul quedaba impreso

para siempre-y en el recuerdo.

 

No se solía ir tras las crestas próximas

de aquellos montes;tampoco osa cruzarlas

la memoria cansada.

Conozco los caminos que corrían sobre fosos

encajonados,entre marañas de espino;

llevaban a calveros,después entre barrancos,

y aun se prolongaban

hacia rincones húmedos de moho,

cubiertos de sombras y de silencios.

Aún me acuerdo maravillado de uno de ellos

donde todo humano impulso

aparece sepultado

en aura milenaria.

 

Raramente se desvía alguna ráfaga

hasta aquel borde del mundo,que se asombra.

Pero de los senderos se volvía.

lograban éstos una inestable

vicisitud de ignotos aspectos,

pero el ritmo que los gobierna se nos escapaba.

Cada momento ardía

en los instantes futuros sin dejar rastro.

Vivir era ventura demasiado nueva

de hora en hora,y el corazón latía.

No había norma,

surco fijo,confrontación,

para distinguir alegría de tristeza.

Pero reconducidos por la senda

a la casa de la orilla,al cerrado asilo

de nuestra asombrada infancia,

rápido respondía

a cada impulso del alma un consentimiento

esterno,se vestían de nombres

las cosas,nuestro mundo tenía un centro.

 

Estábamos en la edad virginal

en la que las nubes no son cifras o siglas

sino las bellas hermanas que se mira viajar.

Surgida de otra simiente

alimentada de una linfa distinta

de la nuestra,débil,parecía la naturaleza.

En ella el asilo,en ella

las extáticas miradas;ella era el portento

que no soñaba,o apenas,alcanzar

nuestra alma confusa.Estábamos en la edad ilusa.

 

Volaron años cortos como días,

sumergió toda certeza un mar florido

y voraz que daba ya el aspecto

dudoso de los vacilantes tamariscos.

Debió surgir un alba que una línea

de luz sobre el umbral

pulido presagiaba como un agua;

y ciertamente corrimos

a abrir la puerta

estridente sobre el guijo del jardín.

El engaño se nos hizo evidente.

Pesadas nubes sobre el turbado mar

que ante nosotros hervía,pronto aparecieron.

Estaba en el aire la espera

de un proceloso evento.

¡Extraña,esa zona

de la infancia que explora

un señalado patio como un mundo!

Llegaba para nosotros la hora que indaga.

La niñez había muerto en un corro.

 

¡Ah,el juego de los caníbales en el cañaberal,

los mostachos de palma,la deliciosa

recogida de los cartuchos disparados!

Volaba la bella edad como los barquitos sobre el hilo

del mar a toda vela.

Ciertamente quedamos mudos a la espera

del violento instante,

luego en falsa calma

sobre las huecas aguas

debió de alzarse un viento,

y con el,el fin de mi infancia.

 

 

 

Leo2011Copyright Derechos reservados.

 

Comentarios12

  • PoemasDeLaSu

    No es fácil el fin de la infancia, sobre todo porque no tiene un límite preciso, sobre todo también porque nunca la dejamos ir del todo.
    Me encantó tu entrega poética de hoy, como siempre.
    Un lujito leerte amigo querido.
    Un abrazo y un besote más tierno que la infancia misma

  • LEV

    Hola amigo Leo!!!

    Muy bello poema, que me encanto leer.

    Saluditos...

  • mercedesdembo

    TEBO MUY BIEN ELABORADO Y CON DETALLES, ESA INFANCIA QUE NOS SIGUE DE CERCA Y AÑORAMOS A
    MOMENTOS
    GRACIAS
    BESITOS
    MERCHE

  • Lucia Pastor

    Bellisimo poema amigo, esa infancia de juegos y inocencia que nunca volveran, pero de ella nos enseñemos a vivir día a día... felicidades un poemazo en su historia y en sus palabras poeticas....
    un abrazo .

  • SI_ERESMUJER_BESAME

    LEO TE FELICITO ES UAN REALIDAD ... ME ENCANTO Y ME DELEITE MUCHO

  • colombiana

    ¡Extraña,esa zona

    de la infancia que explora

    un señalado patio como un mundo!

    Llegaba para nosotros la hora que indaga.

    La niñez había muerto en un corro.


    fantasticooooooo, umm me llena de un profundo silencio, como si de repente el tiempo se detiene o mejor, regresa a un lugar distante de mi mente, versos que producen nostalgias y recuerdos.

    saludossssssssssssssss con mucho aprecio y que bien se siente nuevamente entre poemas como estos amigoooooooooo.

    colombiana

  • suroler

    TODO EL POEMA ES UNA BELLEZA!YA SABES LEITO CUANTO ME GUSTA TU POESIA..
    .¡Extraña,esa zona
    de la infancia que explora
    un señalado patio como un mundo!
    Llegaba para nosotros la hora que indaga.
    La niñez había muerto en un corro.

    ¡Ah,el juego de los caníbales en el cañaberal,
    los mostachos de palma,la deliciosa
    recogida de los cartuchos disparados!
    Volaba la bella edad como los barquitos sobre el hilo
    del mar a toda vela

    .pero como es costumbre en mi...me colgué de estas tiernas, sencillas y descriptivas sensaciones cargadas de recuerdos y añoranzas!!!!!!!
    un abrazo mi querido amigo
    ALAS/ SUSY

  • Alma al aire

    Guau, me imaginé todo, me transportaste realmente.
    Un abrazo

  • vereluna

    Paisaaaaaanoooooo!!!, muy buen poema dedicado a esa infancia que pasa tan rapidito, que ni cuenta nos damos, pero después recordamos con alegría y nostalgia. Me encantó!!!
    Un saludito, hav-Mad
    tu amiga-paisa,
    Vero

  • maria clementina

    lindo poema!!! recuerdos de la infancia,dulces metáforas ,versos de encantamento,es un placer leerte,espetacular!!te felicito, besos, maria Clementina

  • lore25

    EN LA INFANCIA ESTAS NUESTROS MEJORES RECUERDOS, AUNQUE NUESTRA NIÑEZ NO HAYA SIDO DEL TODO PLACENTERA , LA INOCENCIA HACE QUE LOS MEJORES RECUERDOS AFLOREN DE ESTA EPOCA DE NUESTRAS VIDAS

  • Laguna azul

    genial...amigo tu
    poema ,

    un abrasitoooooo


    laguna azul,,,



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar [email protected] Regístrate aquí o si ya estás [email protected], logueate aquí.