Leonardo Eliecer Rodriguez Chacin

La toque….


 

La vi … mirándome profundo

detallando cada centímetro de mí,

desvistiendo mi alma y mi espíritu,

Diciéndome detente… no sigas!!!!! …

 hallaras solo el fin !!!!…

su voz sin sonido saturaba mi mente

yo solo veía su rostro sereno

como el mar en luna llena

sus labios rebosantes , rosado puro,

su cabellera dorada ceniza caía en sus hombros

ligeramente contrastaba con su piel nacarada..

 para mi era una visión , luminosa, lo mas parecido a un ángel, casi etérea… pura…

¡ella decía detente …no pienses mas así…

¡no podía yo dejar de admirarla!

dentro mi surgía el deseo de tocarla

 solo tocarla, para sentir su vibración..

pero ….ella no gritaba ..su voz dulce melodiosa

saturaba mi mente…. Desesperado.. lo hice

la toque… caí al suelo casi desfallecido

cegado por su luz, quede.. fulminado

solo …. Alcance  a escuchar…cuando desates toda atadura entonces podrás….alcanzarme…

 

Leon Roch.

20/04/2011

Comentarios1

  • joaquin Méndez

    Que sensación de grandeza se siente en esos momentos. ¿A que si?

    • Leonardo Eliecer Rodriguez Chacin

      ciertamente Joaquin asi uno se muera, o quede fulminado el amor lo lleva a uno donde uno quiera. gracias por tu valoracion caballero,
      Leon Roch.



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.