Loelito

Dicen tantas cosas del mundo

Dicen que la vida es perfecta, que los bombazos y las guerras son la  justificación para un futuro  sin pobreza.

Que las muertes accidentales son el propósito de experimentos en Pro de la tierra, que ayudaran al crecimiento de los imperios del mundo y la extinción del ser humano como estrategia.

 

Ya no se  juega a las canicas, al encantado o a las muñecas, los juegos son de disparos, de políticas compuestas, para vender el cuerpo femenino en una gran valla de ofertas.

La drogas en colores, tetas plásticas en secundaria, matones en las escuelas y niñas embarazadas, ya no se juega a las canicas, tampoco a las cometas.

 

Dicen que las ideologías no son necesarias, que sin dinero ni partidos se vive tranquilo, lamentablemente los que gozan de este prestigio, hoy duermen en las calles y se llaman mendigos.

La respuesta errada del estado incompetente, que por el fortalecimiento del capitalismo atenta contra la gente.

El clero que de nada sirve y se apodera del disociado confundido en civilización. Haciendo que los obedezcan por mandato o en el nombre de Dios.

 

Ya no se  juega a las canicas, al encantado o a las muñecas, los juegos son de disparos, de políticas compuestas, para vender el cuerpo femenino en una gran valla de ofertas.

La drogas en colores, tetas plásticas en secundaria, matones en las escuelas y niñas embarazadas, ya no se juega a las canicas, tampoco a las cometas.

 

Dicen que el hombre puede ser un Dios si así lo quisiera, entonces existiera paz y no las guerras, existiera mucha riqueza y nada de pobreza ¿O es que Dios lo planifico todo para reventarnos la cabeza?

Dicen muchas cosas y muchas cosas escuchamos, como los más fieles chismosos de malos comentarios, que repetimos como producto en venta o remate de almacén, donde titulamos en la prensa las tragedias porque suelen vender.

 

Ya no se  juega a las canicas, al encantado o a las muñecas, los juegos son de disparos, de políticas compuestas, para vender el cuerpo femenino en una gran valla de ofertas.

La drogas en colores, tetas plásticas en secundaria, matones en las escuelas y niñas embarazadas, ya no se juega a las canicas, tampoco a las cometas.

 

Existe un silencio momentáneo, han pasado las tormentas, la gente ya no cree en nadie solo exigen respuestas, existen cosas extrañas en el mundo moderno forzado a hacer cibernético, los muchachos a los 12 quieren sexo y los padres olvidarse de ellos, la política ser primero que el ser humano y el humano mediocre antes que nada, nos esta costando concentrarnos en como sera esto mañana.

 

Ya no se  juega a las canicas, al encantado o a las muñecas, los juegos son de disparos, de políticas compuestas, para vender el cuerpo femenino en una gran valla de ofertas.

La drogas en colores, tetas plásticas en secundaria, matones en las escuelas y niñas embarazadas, ya no se juega a las canicas, tampoco a las cometas.

 

Comentarios1

  • nellycastell

    Cuántas verdades Joel querido, tu poema es un simbolo de protesta muy reflexivo al igual que mi poema de hoy el cual quiero que leas, a ver que te parece? un abrazo amigo.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.