marco augusto

Abatida soledad

Ni en el firmamento

ni en la tierra

ya no existo,

sólo soy ausencia que deambula

pasto que vegeta,

han asolado mis días

las tristezas y la melancolía,

ocaso, destierro

no hay piedad,

asoman por las aristas de mi alma

un fluido deprimido

que no permite sanen  mis heridas

y hacen fiesta de mi dolor

las evocaciones,

y me abato

en el vacío de mi gris vida,

 

 

Comentarios2

  • GITANA DULCE

    MI GRAN AMIGO NO DEBES DEJARTE VENCER, SI ESTAS SOLO PERO ESTAMOS NOSOTROS AQUI PARA HACERTE COMPAÑIA AMIGO MIO...
    SE, CONOZCO LA SOLEDAD. SE DE QUE HABLAS PERO NO LE LLEVES EL APUNTE AUNQUE DUELE... COMO DUELE LA PUCHA!!!
    SI TE ENTIENDO... PERO BUENO ARRIBA EL ANIMO. PON MUSICA Y A BAILAR AL SON DE LAS GUITARRAS, LOS TACONEOS Y LAS CASTAÑUELAS... BAILEMOS AMIGO...
    ABRAZOS

  • María B Núñez

    No es igual querer permanecer en soledad, que estar solo por necesidad.
    Un abrazo.

    Aprovecho para invitarte a visitar mis letras.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.