Pontvieux

Dulce dolor

¿Acaso desea el reo seguir

siendo torturado?

¿No desea la muerte,

acabar lo empezado?

 

Daría yo mis dedos

por otro golpe más de amor;

daría yo mis brazos

por este dulce dolor.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.