Felipe hassan

Ladrona

Me robaste la esencia, entre la aroma de tu ausencia

Robaste la mirada, el brillo inhóspito del cosmos

Robaste la degustación, el deleite del pecado capital de tus labios

Robaste mi alma, que esta presente contigo

Robaste mi pasión por la libertad

Robaste mi tiempo, que se pasa volando en paz

Robaste mi espacio, quedando en el cielo mi delirio

Robaste todo lo que tengo

 

Robaste mi corazón…

 

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.