Esteban93

VIAJANDO POR ESTOS DIAS

Caminando por cientos de augurios,

Danzando sobre espinas de cartón,

Vi mis ojos cerrarse

Y escuche el silencio entre  mi vos.

Era un mundo en mi balcón,

Era yo mudo, por gusto,

Para que dañar tan hermosos silencios

Y opacar con mi tosca vos el aire

 

Entonces  volé por un cielo sin nubes, sin estrellas,

Quise llorar, como nunca antes,

Quería que mis lágrimas regaran al mundo,

Que la gente al verlas caer pensara en cosas bellas,

Como saltar entre las charcas con los pies descalzos,

Y  besos bajo la lluvia, tan fríos y tibios a la vez.

Pero las personas eran ciegas o mudas

O quizás simplemente eran humanos.

 

Y nadé entonces por ese cielo negro,

Más profundo que todos los mares,

Nade en busca de una sonrisa sincera,

Quería irme lejos de los buitres,

Y nadando me sentí agotado.

Entonces descansé, sentí  mi  espalda herida

Vi que las pesadillas de mi vida me seguían de cerca,

Lanzando sin parar sus flechas verdaderas.

 

Hable con una de ellas, y le pedí que se cumpliera,

Pero solo ella, las otras no, ¡Hasta pedí el favor!

Cuando asintió agache la cabeza y dormí, en sus manos.

Entonces me enamore de ella, completamente,

De su silencio, de su poco rubor.

Le pedí que me tuviera en ella, no quería a nadie más,

Entonces asintió, acariciando mi rostro tiernamente.

Y, al preguntar su nombre, respondió:  Soy la muerte.

 

Comentarios2

  • poeta777

    poema mui lindo!!! muy intensivo!!! felicidades muy bonito!!!!!!!

  • diferente

    Waaaa!! Excelente!!



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.