Geovani

Las huellas del amor en tu cuerpo.

soy el amor que rodea tu pequeño cuerpo,

la caricia hermosa que recorre por tu cabello,

la sensación deliciosa cuando recorren tu piel mis dedos,

la luz parpadeante de un dulce y tierno sueño.

 

Los sonidos que provienen de tu corazón,

los ecos nocturnos que recorren nuestra habitación,

los que resuenan con mayor fuerza con el viento,

las noches enamorados entre besos vividos,

nuestros labios que tocan la pasión de nuestro anhelo.

 

Nuestras vidas llenas de nuestro amor,

abrazados, muy juntos, sin ningún temor,

me lleno de ti, recorro lentamente tu interior,

cada parte de tu bello y amoroso corazón.

 

Como cada noche hermosa bajo la luz de un farol,

eres tú, un ángel precioso rodeado de luz,

sombras dejadas, de mí, alrededor,

sumergidas por ti, por tu dulce y tierna aparición.

 

Cada minuto en tus brazos es alegría al vivir,

esos que van de mi boca, directos hacia ti,

crepúsculos que vienen del cielo, en las afueras,

se posan para sentir nuestro amor entre las flores muertas,

están regadas en el jardín, en las aceras.

 

Bañadas con la luz del sol viejo,

lentamente baja, va cayendo,

contamos los segundo mientras lo vemos,

poco a poco llega la noche, nos va lentamente cubriendo.

 

“Huellas pintadas que seguimos, manchas que del tiempo, las que dejamos en la arena, llenas de tus besos, llenas de tu perfume, llenas de la luna y sus versos, tiempos perdidos que se evaporan en una playa, que se impregnan en tu cuerpo.”

Comentarios1

  • DAVID FERNANDEZ FIS

    Sencillamente hermoso y tierno,un beso Robert



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.