hector eduardo

TENGO GANAS DE LLORAR.

Tengo ganas de llorar

 

 

Tengo ganas de llorar

y ya no puedo,

¡tengo ganas de llorar!,

Aún no se porque...

¿Por qué?

Dímelo para saber...

He de meditar en sus razones,

aún así tratare de averiguarlo

si he de comprender por un momento

a la sazón.

Fluirán más historias ¡y entonces!

habrán más lágrimas.

 

Tengo muchas ganas de llorar,

lo are por el mundo sufrido,

aquel que ya no le importa gemir

ese que solo quiere sufrir

sin luchar,

tengo ganas de llorar por los presos,

por las almas en penas,

por el que no ha cumplido su condena,

por quienes la cumplieron

pero están presos en su alma;

¡OH que pena!...

`por lo que ya no están,

Por el niño que sufre por superarse,

Por quienes tienen madre y no esta,

Por quienes su madre les dejo a la soledad,

Por la barbarie y el vivir sin razón de un porque;

Tengo en mis ansias profundas

¡ganas de llorar!...

 

 

E. J. A

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.