agora

De guitarras y pianos

Desde el día que te vi

No pienso más que en cuerdas,

En una guitarra y su dueño

Ejecutando los mejores punteos.

 

Diciendo “nada cambiará mi mundo”

Lo cambiamos en ese instante

Cuando tus ojos se encontraron con los míos

Y volaron las mas lindas notas

De guitarras invisibles y pianos melancólicos

Mientras vos te reías.

 

Más tarde imaginaba como sería la vida con esa guitarra,

¿Cantaría siempre esas dulces baladas?

¿A su lado sería feliz?

 

Ayer la vi, a ella y a su dueño

El estaba riendo como siempre

Pero con una mirada profunda e interesada,

A veces inesperadamente me siendo madonna

Es algo difícil de explicar

Por su influencia me fui sin previo aviso y perdí la oportunidad

De un beso que hubiera cambiado todo,

¿Por qué la diva no se mete en su mansión?

Y me deja sola con el,

Deja a mi piano con su guitarra,

Para que intercambien dulces melodías que mas tarde serán canciones.

Comentarios2

  • Violeta

    SENCILLEMENTE MUY HERMOSO Y MUY SENTIDO...BESITOS

  • Igor P. de S.

    Querida amiga:
    ¿Cómo decírtelo si no es con grandes exclamaciones?

    ¡Ay esas cuerdas del alma y de sus recuerdos!
    ¡Ay esa guitarra y su dueño,
    ese piano y su dueña!
    ¡Ay ese "beso que hubiera cambiado todo"!

    ¡Cuántas penas y alegrías, cuánto amor, cuántos recuerdos
    guardan en sus tripas esas cuerdas de guitarra
    y esas notas, blancas y negras,
    en el piano del alma!

    Muy bellos versos, amiga Ágora. Gracias por ofrecérnoslos.
    Un beso. Igor



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.