Alexander Vortice

CON SAL Y HUESOS

Áspero afán, llavero de plata,

sal en la columna vertebral,

silla rota bajo la mesa oscura,

simulación de vida en los entierros,

huesos de ratas y bilis de emociones

próximas al verso que bate palmas…

 

Con sal y huesos venimos al camposanto.

He existido porque los dioses murieron

y el TODO quiso para mí lo que yo quise

para ti en el momento en que visualizaste

el hogar lúgubre donde descansa el tormento.

 

Jamás y para siempre

-hija de mi orgullo inexperto-

podrás recorrer con tu túnica de ensueños

este camposanto donde los arcángeles

son mármol de férreos sentimientos.

Comentarios2

  • huertero

    me encandilas con este poema y después me asesinas ..genial Ale

    • Alexander Vortice

      Gracias amigo Huertero. Aunque no es mi intención asesinar
      a nadie, y mucho menos a ti...jejeje... Un abrazo.

    • Victor Carlos

      Hola Alexander, un gusto saludarte !
      "Buscar y respetar la verdad"... que dificil resulta todo esto, nó ?
      Hay sinceramiento en tus palabras, buenas intenciones, y eso es lo que vale mucho...
      "Los arcángeles son mármol de férreos sentimientos"... bellas palabras que has insertado en tu trabajo, me ha gustado.
      Felicitaciones y un abrazo argentino !

      • Alexander Vortice

        Un gusto saludarte a ti también, amigo Víctor.
        Vivimos en un momento de la historia en el que, ahora más que nunca,
        debemos buscar y respetar la verdad, lo que realmente importa.

        Gracias por tu comentario y calificación.

        Abrazo desde España.



      Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.