Ragon

Y Dios dijo.... el Lobo la Oveja y el cantar melodioso que sale de tu corazón cuando la fiebre me consume y el sudor no es de calor, y allí estás tú, quien me ama, junto a mi corazón, y como un susurro sale de tu boca la más hermosa canción, la que canta la vida, la que refresca mi alma, la que canta el amor. \"Arrorró mi niño arrorró mi amor, duérmete pedazo de mi corazón, hoy te contaré, lo que ayer pasó, que mientras tu dormías, te cantaba yo, arrorró mi nño, arrorró mi amor, duérmete pedazo, de mi corazón\". Y me gusta y descanso y me duermo.....mamá

 

CANTARES

 

Y el Lobo  detuvo su caminar

cuando escuchó  la hermosa canción,

y se tumbó a descansar un  momento

de su largo camino

porque sabía que el niño

necesitaba silencio

para escuchar la melodía

que acariciaba su corazón

.

.

.

.

------- --------- ----------- ------------

 

“Buenas tardes amados míos….

.-saludó Pablo.-


“hoy,…

.-continuó Pablo.-


"haremos  algo  que

hasta ahora nunca habíamos hecho”

 

“Y ¿Y qué es?....

.-preguntó Timoteo.-

 

“Pues…

.-añadió Pablo.-


lo que haremos será orar,

orar a Dios por  alguien especial”

 

“¡Y tú , Satanás!…

.-exclamó fuertemente Pablo.-


“ya puedes marcharte de acá hoy,

porque en esto tú…no tienes cabida”.

 

“Bueno…bueno….

.-respondió Satanás… y se marchó.-

 

 

“Bien….

.-dijo Pablo.-


“ahora  que estamos tranquilos,

nos pondremos de pié

y  oraremos a Dios

dándole las gracias

por el alimento que

nos provee, y por la salud”

 

“Y hablando de salud…

.-añadió Pablo.-


“le pediremos humildemente

que ponga su mirada en ese pequeñito

que siempre está correteando,

jugando  con una y otra cosa,  

y  que ahora está un poco enfermito”

 

“¿Cuál pequeñito….

.-preguntó Jacob.-

 

“¿Cómo que cuál….”

.-dijo Pablo…. y añadió.-

“el del ceño fruncido

el de los ojos tiernos, el…..”

 

Mateo 6:6;

".....ora en secreto...."

 

Salmo 4:1;

“Cuando llamo, respóndeme oh mi justo Dios….

muéstrame favor y oye mi oración”

 

….-Y todos se pusieron de pié

y oraron a Dios para  que Dios

pusiera su tierna mano

sobre el corazón del pequeño

y le infundiera la

fuerza necesaria

para recuperarse….-----

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.