Alfonso el loco

Olvidarse de olvidar, recordar...

Hay cosas que la lógica no responde. Silogismos llenos de premisas sin conclusiones.
Veo la luna.
Me olvido de olvidar y recuerdo como un loco consentido por el azar, un loco sin sentido, escupiendo dichos versos abatidos. 
Cojo de nuevo el bolígrafo y escribo, sabiendo que, memorar los recuerdos vacíos de tus besos es más por menos, negativo.

Una nueva posesión del demonio de tus ojos hace saltar la metralla de este cuento. 
Donde las hadas despegaron... pero subieron sin frenar, hasta ver sólo el encanto de los solos sueños rotos.
Y no te veo, pero la luna sigue ahí...

Estrella fugaz, 
como botella tirada al mar...


Comentarios2



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.