Pietro Marsetti

No te vayas sin mi nota.

No hullas sin que sea conmigo.

Ni disfrutes del encanto de una noche

sin que te de, de mi abrigo.

No camines solo por calles, llenas, de olvido.

 

Siento, cercana, y se que es tu presencia

vivo y sé que es vida por ti

respiro un aire lleno

no de algún compuesto. Respiro también por ti.

 

Apuestas a la noche tu suerte

te vas sin huella.

Imagino que vas segura

pienso que vuelas tranquila.

 

Tomo un poco de la soledad

me guardo en el consuelo 

de fingir en convencerme

de que nada te va a pasar.

 

Pensar en que es tu vida, tuya.

 

Egoísta, te vas sola.

Recuerdo en que algún día tu cuerpo me decía:

“contigo hasta el cielo”.

 

Me preocupo. Por qué te fuiste?

No le tolero a la paranoia

siento que en la obscuridad acecha.

Pensarte lejos y sentirte cerca.

 

No te vayas, desaparecida.

Talvez estas muy lejos.

Partiste sin despedida

partiste sin un ultimo beso.

 

Deseosa de soledad partiste de mi vida?

 

Dudas. No me altero.

Alegó al pensamiento positivo.

 

Se que estas viniendo.

La partida fue momentánea, espero.

 

Te fuiste, esperare tu llegada.

 

Partiste sin una nota

que me diga

en que paraíso te encontraba.

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.