rouz64251

CUANDO AGONIZA LA ESPERANZA

Dime del mundo lo que sepas

Y tal vez a entender me ayudes

Pues mientras escribo estas letras

Quiero que la verdad se desnude

 

Como ya lo he intentado todo

Y al final no he logrado nada

Los paisajes más grises recorro

Dentro del cuerpo, el alma, encerrada

 

Aclárame con tus propias palabras

Por qué el soñador es maltratado

Por el peso de una realidad macabra

En la que el conformismo es alabado

 

Ayúdame a entender este universo

Diferenciar lo real de las ilusiones

Mis sueños se han quedado en versos

Y se han vuelto reales mis temores

 

Dale un sentido a cada uno de los actos

Vueltos mecánicos al pasar del tiempo

Cuando se solidifica el ente abstracto

Y va quedando un vacío cuerpo

 

Cuando el ser crea su propia jaula

Con materiales que ha ido encontrando

En un camino que ha matado al alma

Y a cada sueño ha ido enterrando

 

Cuando al caer de un etéreo cielo

En donde las ideas fluyen como mares

Nos estrellamos tan fuerte contra el suelo

De una realidad que mata a los ideales

 

En un mundo con un solo derrotero

Que va eliminando el libre albedrío

Sometiendo al alma a temporal encierro

Dentro de un cuerpo al que inunda el frío

 

Pues nuestros actos son conducentes

Hacia un final que se presenta unívoco

Desperdiciando la vida hasta la muerte

Controlados por ignotos ventrílocuos

 

Y es que no entiendo la obsesión

Del humano por seguir la corriente

Despojarse de la propia ilusión

Y mantenerse, por dentro, inerte

 

Vivir una vida que no tiene significado

Porque el ser no le ha encontrado valía

Todo intento de imaginación acallado

Atrapado entre monótonos días

 

Cuando una lagrima no es más que agua

Y una sonrisa tan solo un movimiento

Cuando nuestra piel ha sido llenada

Con una misma esencia en diferente cuerpo

 

De qué sirve el grito que suelta

Con tanto ímpetu el ser consiente

Si quien escucha es carcasa muerta

Si una respuesta es inexistente

 

Crece entonces en el escenario

Una avasallante y cruel afonía

Derrotado ser, acepta el calvario

Resignado a su eterna agonía

 

Dime entonces como esperas que consiga

Mantener viva a la agonizante esperanza

Si mi existencia es de ínfima cuantía

Y tan desalentadora es la lontananza

 

Apagando la chispa del último intento

Para otra vuelta no hay combustible

La esperanza ha muerto con el último aliento

De un ser cuyos actos han sido inservibles.

 

Andrés Ruiz H.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.