oxwell L-bu

***Testigos del Amor***

***Testigos del Amor***

Amamos para ser amados,

porque nuestra alma es como

una flor que poco a poco

se marchita, se debilita…

 

Llenos de temores y desconfianzas

buscamos al amor como fuente

que calme esas ansias  de deseo y pasión…

 

Porque todo eso nos quema,

nos consume cual si fuéramos

una rama seca que al menor

chispazo se enciende…

 

Y una vez devorados por

esas llamas no sentimos como

si fuéramos nada o acaso,

un ser humano en el ocaso

de su existencia…

 

Es que eso que sentimos

es como quien purga penitencia,

sin tener la más mínima conciencia,

que el Amor nos llama a ser sus testigos

no sus promotores…

 

Porque el Amor es como un crisol

donde se magnifica el espíritu,

una hoguera donde se purifica

el corazón…

 

Es la fragua, el yunque y al mazo

que forja el sentido de la vida,

donde la mediocridad no tiene cabida,

si realmente lo queremos conocer.

 

El amor sobre pasa a nuestro

entendimiento pues este lo limita,

ya que solo la acción bendita

del creador nos puede llevar

a conocerlo.

 

A veces las palabras y expresiones

surgen con tanta ligereza,

en medio de deseos y pasiones

que con sutileza engañan al corazón.

 

Queremos amar sin permitir

que ese fuego sagrado consuma

el deseo y el placer,

Que no pocas veces vienen

a entristecer el alma…

 

Porque para amar precisamos

estar en comunión con nosotros mismos,

con el universo y sobre todo con quien

lo ha creado.

 

Pues para ser un ser enamorado,

que vive embriagado de la vida,

precisamos permitirle que tome

posesión de nuestro ser.

Oxwell L’bu



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.