Alejandra G. C.

Nos estamos acabando, sin poder gastarnos...

Oh, compañero mío...
nos estamos procurando, sin poder querernos
nos estamos tocando, sin poder sentirnos
tú, tembloroso y débil
yo, impaciente y fría.

No debemos ultrajar al alma,
yo no te amo, pero no hago nada
tú no me amas, pero te aferras...
a esa carencia de complacencias

Yo, quien te desea impetuoso
tú, quien me desea dócil
y aquí mismo donde el sol se esconde
de verdad sentirnos, de verdad amarnos.

Compañero de mi tiempo,
y de mi rutina...
nos estamos acabando, sin poder gastarnos
ahora mismo, pasa el tiempo
ahora mismo, no hay deseo.

No sufras ni me llores,
no es este tu momento
el RECUERDO de tus besos,
"temerosos y hambrientos"...
lo codicia el viento.

No le temas a la intriga del destino
aquí en nuestra tierra, caerá un destello
despertará a ese lobo que desnude mi inocencia
motivará a esa liebre que desgarre tu firmeza.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.