Memorias y reflexiones

Datos

  • Idioma original: Ruso
  • Género: Biográfico
  • Año publicado: 1987
  • Ficha subida por: gilbertomg, el 15 de diciembre de 2012
  • Ficha leída: 535 veces
  • Calificación: 10/10

Usuarios que han leído esta obra:



Comentarios1

  • gilbertomg
    Editorial: Editorial Progreso
    Año de edición: 1991
    Año leído: 1998
    Idioma: Castellano
    Páginas: 501
    Calificación: 10

    El libro lo tengo. ISBN 5-01-001951-5.
    Voy a ser un poco extenso porque me gustó muchísimo el libro. No es a veces agradable de leer como una novela o un libro de poesía, máxime porque quien lo escribe no es de profesión escritor sino militar.
    De la misma wikipedia extraje esta afirmación: “En la actualidad, algunos historiadores, escritores e incluso políticos, están intentando reescribir la historia, incluida la Segunda Guerra Mundial, cuestionando todos los hechos y logros, especialmente los más importantes y conocidos”.
    Añado a lo antes mencionado que el papel que se le da a Estados Unidos y Gran Bretaña en la Segunda Guerra Mundial en mi opinión está sobredimensionado y el de la entonces Unión Soviética ha sido muy, pero muy disminuido.
    Si existe un libro que sirve para llegar a la verdad sobre como se desarrollaron los acontecimientos es éste. El Mariscal Gueorgui Zhukov es considerado incluso por los historiadores de occidente como “El gran general del siglo XX”, lo comparan con genios militares como Napoleón.
    Bueno, pues “Memorias y reflexiones” es un libro testimonial, narra sus vivencias en el conflicto y por tanto merece crédito porque él si estuvo allí, a todo lo largo del frente Soviético-Alemán y su participación fue decisiva. Dirigió la defensa de Moscú para evitar su toma por los nazis entre 1941 y 1942.
    Luego en entre 1942 y 1943 fue el artífice de la contraofensiva de Stalingrado (hoy Volvogrado), que para muchos historiadores marcó el viraje definitivo de la Segunda Guerra Mundial, cito lo que explica al respecto la enciclopedia cubana de la red ecured:
    “La Batalla de Stalingrado constituyó el punto de inflexión de la Segunda Guerra, el momento en que las tropas soviéticas, tras las derrotas iniciales de la Operación Barbarroja, pasan a la ofensiva contra las fuerzas nazis del Eje, de hecho, la importancia de esta batalla se aprecia en la cantidad enorme de bajas de ambas partes, la destrucción total de una ciudad soviética y las enormes pérdidas de hombres y material sufridas por la Wehrmacht, por ello la crítica histórica considera que la Batalla de Stalingrado fue la derrota militar más severa (y más decisiva) de la Alemania hitleriana, tras la cual la iniciativa en combate correspondió al Ejército Rojo. La Unión Soviética fue el país combatiente que soportó casi el 80% del ataque de los países Eje en Europa, por lo que la victoria en la Batalla de Stalingrado y la consiguiente contraofensiva significó el comienzo del desmoronamiento de la máquina de guerra alemana.”
    Luego estuvo al mando de la defensa de Leningrado (hoy San Petersburgo), ciudad que al no poder ser tomada como estaba previsto fue sitiada y cito de nuevo a wikipedia “El sitio duró casi 900 días, desde 1941 hasta 1944. La población rusa sitiada fue sometida a la más increíble lucha por la supervivencia”.
    Después Zhukov como segundo al mando del Ejército Rojo tras expulsar a los fascistas de suelo soviético los fue derrotando sistemáticamente en la gigantesca operación llamada “Del Vístula al Oder”.
    Por último dirigió uno de los dos frentes en los que dividió Stalin la toma de Berlín: El llamado “1er Frente de Bielorrusia”.
    En resumen, este libro demuestra quien merece realmente el casi total mérito de la victoria: la extinta URSS y sus valientes soldados. La URSS perdió aproximadamente 27 millones de sus hijos en esta contienda. Mientras que sus otros dos aliados principales, Estados Unidos medio millón y Gran Bretaña 388 mil.
    De cualquier forma sirvan las siguientes palabras del mismo Zhukov en lo que él llamó “A guisa de prefacio” para no ser absoluto. Las palabras son estas y cito:
    “…Pero, aunque han transcurrido ya muchos años de los acontecimientos que describo, tal vez hoy no se pueda decir todavía a ciencia cierta qué es concretamente lo vivido y visto que lleva la impronta de la eternidad… 10 de Febrero de 1969”



Para poder comentar y calificar este libro, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.