Qué términos son más correctos

Qué términos son más correctos

Nuestro lenguaje tiene una riqueza casi infinita. Y aprender el significado y las diferencias mínimas entre los diversos términos es una fascinante manera de acercarnos a la comprensión de la complejidad de nuestro idioma.

En el artículo de hoy podrán encontrar una lista de términos que no siempre usamos correctamente y que, ni siquiera en los medios de comunicación se respeta su verdadero significado. ¿Los vemos juntos?

¿Violento o virulento?

Algunos términos, a falta de ser utilizados, terminan convirtiéndose en otra cosa; es decir que comenzamos a utilizarlos en oraciones donde no van y con significados que en nada se parecen a los verdaderos. Tal es el caso del término virulencia que, muchas veces, se utiliza como sinónimo de violencia. ¿Es tu caso? No dejes de leer el siguiente párrafo.

Según el diccionario algo es violento cuando tiene una gran fuerza o intensidad; mientras que el concepto de virulencia se aplica a las enfermedades complicadas y malignas. Por ejemplo: Carmen tuvo una alergia virulenta” (que puso en riesgo su vida).

Virulencia también se puede utilizarpara referirse a los estilos o discursos en un texto cuanto tienen cualidades ponzoñosas o sañudas. Pese a ello, en muchas ocasiones aparecen utilizados de forma incorrecta, tal es el caso de los siguientes titulares:

Un virulento incendio arrasa un Leroy Merlin en Madrid” (La Opinión)

Un acelerante pudo dar virulencia al fuego en el molino del Batán de Paterna” ( Las Provincias)

Debido a que se trata de un uso incorrecto se recomienda en su lugar la utilización de adjetivos como devastador, arrasador o voraz. Y se desaconseja rotundamente la utilización de la palabra virulencia en lugar de violencia, intensidad o fuerza.

En contraposición a los citados titulares, he escogido dos que utilizan el término correctamente, haciendo referencia a enfermedades y estilo de un escritor. Cito:

Hallan la clave de la virulencia del VIH” ( Europa Press)
La virulencia de Antonio Ortuño El Economista

Qué términos son más correctos

¿Abatir es matar? ¡NO!

Contra todo pronóstico el término abatir no es un sinónimo de matar. Posiblemente la confusión surge dado que sí puede utilizarse para referirse a esta otra acción pero solamente en un sentido figurado. Pese a ello, muchas veces aparece este uso en periódicos para hacer referencia sobre todo a operaciones militares. Parece que se intentan evitar con términos como abatir o abatidos otros como matar o muertos; pero es absolutamente incorrecto. Cito dos titulares:

Militar libre tras abatir a rapiñero” ( El País)

Abatidos cuatro guerrilleros de columna Jacobo Arenas de las Farc” (El País

Récord de rinocerontes abatidos en Sudáfrica en 2013: 688″ ( ABC)

El término abatir tiene diversos significados: “tumbar a alguien sobre el suelo”, “hacer que algo caiga”, “humillar a alguien”, “hacer que alguien pierda el ánimo”. Esto significa que si decimos “Dos militares han sido abatidos” lo que se entiende es que han sido derribados, pero no significa que hayan muerto. Por tanto, hacer un uso figurado del término en frases como las anteriores no es conveniente porque da lugar a equívocos.

Qué términos son más correctos

La carretera no registra accidentes

Por último analizaremos el mal uso del término registrar, cuando hace referencia a suceder. Sobre todo aparece este error en noticias relacionadas con accidentes en carretera. Ejemplo:

Las carreteras ourensanas llevan seis meses sin registrar accidentes mortales” (La Voz de Galicia)

Si bien el término permite ser utilizado a modo de “grabar”, “contabilizar” o “anotar” , son acciones que solo pueden ser asumidas por seres animados, es decir, individuos; las carreteras no pueden anotar ni contabilizar. Si se desea utilizar este término debe posponerse el pronominal (se). Por tanto, para expresar esa misma idea debería haberse dicho:

No se han registrado accidentes mortales en las carreteras ourensanas desde hace seis meses” o “Hace seis meses que no hay accidentes mortales en las carreteras ourensanas“.

Opositor también puede ser un adjetivo

El término opositor solemos utilizarlo como sustantivo sin embargo ¿sabían que también es correcto su uso como adjetivo? A continuación dos ejemplos de ambos usos:

Los opositores al régimen hablarán esta tarde
El líder opositor no ha objetado nada al respecto

De todas formas cabe hacer un pequeño inciso para comentar que en el Diccionario de la Real Academia Española se recoge únicamente como sustantivo, en otros como el Diccionario Esencial de la Lengua y el Diccionario del Estudiante, sí aparece su uso como adjetivo; por lo que podemos quedarnos tranquilos, de que es correcto.

Qué términos son más correctos

Realizar una traqueotomía y observar la florescencia de una flor

Otras dos palabras que a veces se confunden y que, si bien a simple vista tienen significados parecidos se diferencian en pequeños detalles. Dichos términos son traqueotomía y traqueostomía.

Para entender sus diferencias basta que nos dirijamos al Diccionario de la Real Academia Nacional de Medicina donde se explica que traqueotomía es una incisión que se realiza sobre la tráquea; mientras que la traqueostomía es la apertura de un orificio en la tráquea para facilitar la respiración del paciente. Para realizar la traqueostomía debe hacerse una traqueotomía, pero esta última no siempre se encuentra relacionada con la otra.

Otros dos términos que padecen el mismo síndrome que los anteriores son florescencia y fluorescencia. Muchas veces se utilizan de forma indistinta, pero esto es totalmente erróneo.

El concepto de florescencia se refiere a la acción de florecer o al período del año en el que las plantas florecen. Mientras que fluorescencia tiene que ver con la capacidad que tienen algunas sustancias de reflejar la luz con una onda de mayor longitud que la que reciben.

De este modo, si estamos hablando del momento de la floración de una planta hablaremos de su florescencia. Mientras que si queremos expresar la capacidad de emitir luz de algunos minerales, hablaremos de su fluorescencia.

Esto es todo por hoy. Espero que estas pequeñas aclaraciones les sean útiles. Y si tienen alguna duda respecto a cualquier cuestión relacionada con el uso del lenguaje, pueden comentarlas para tratarlas en futuros artículos.

Qué términos son más correctos

Comentarios5

  • esthelarez

    muy interesante y claros ejemplos
    tambien lo adicionado por Poemas de Camilo.
    Gracias Tes.
    Gracias poemas de Camilo.

  • pepita fernandez

    ME PARECIÓ MUY ÚTIL EL ARTÍCULO Y QUÉ IMPORTANTE ES DIARIAMENTE REVEER NUESTRO USO DEL LENGUAJE

  • Rapsodico

    A la espera del próximo para seguir aprendiendo ;)

  • Nhylath

    Aclaraciones utilísimas!!! Me servirán de apoyo en mis clases, donde destaco todos esos errores que has comentado publicados en periódicos (Prensa local e internacional... lo mismo es!)...

    Son tantos los términos incorrectos que leemos a diario que no te alcanzaría el tiempo para darnos a conocer su uso correcto... o si?...

    Esperamo tu próxima "entrega" con las mismas ansias de saber!

  • José Luis Agurto Zepeda

    Muy, pero muy conveniente el artículo.
    Gracias por compartirlo.



Debes estar registrad@ para poder comentar. Inicia sesión o Regístrate.