Nueva literatura para niños

La literatura siempre se ha aprovechado para inculcar ideologías y guiar el camino de las sociedades; sin embargo, a pesar de eso, también a lo largo de la historia han sabido surgir personajes que vinieron a cambiar el rumbo de las cosas, a imponer nuevas formas de entender la vida y con ella la literatura.

Recientemente pequeñas editoriales han lanzado una línea de historias para jóvenes que cuentan con personajes homosexuales y que vienen a romper definitivamente con el estereotipo del joven príncipe que se enamora de una joven hermosa y se casan.

Nube Ocho y la diversidad

Ahora no es un príncipe si no una princesa quien se enamora de otra mujer, una valiente chica extranjera. Estos personajes podrán servir de referente a las nuevas generaciones y sería sumamente positivo para colaborar con la construcción de un mundo más tolerante.

La editorial Nube Ocho presenta varias historias interesantísimas para que nuestros niños crezcan en un ambiente abierto donde puedan sentirse seguros sin importar la sexualidad que tengan.

Los primeros cuentos «El lapicero mágico» y «La princesa Li», presentan las historias de una niña que encuentra un lápiz mágico que vuelve realidad todo lo que dibuja y de una princesa a quien su padre desea casarla con alguien que no es su verdadero amor.

Ambas pequeñas tienen en común que la primera tiene dos padres y la segunda, en vez de estar enamorada de un apuesto príncipe, lo hace de una joven valiente y extranjera.

El creador de la firma, Luis Amavisca, dice que estos libros contienen las historias que su generación no pudo leer y que son sumamente necesarios para impulsar cambios en la sociedad.

Más editoriales que construyen en vez de destruir

Nube Ocho no es la única editorial que se anima por esta temática, también lo hacen A Fortiori y Topka, un compromiso que considero fundamental, para poner en palabras esas historias que faltan a fin de que todos los niños puedan encontrar una con la que sentirse identificados.

No sólo se animan a mostrar la homosexualidad como una forma natural de amor sino que además plantean el divorcio, las adopciones, la discapacidad y la inmigración como cuestiones que forman parte de la realidad y a las que hay que adaptarse.

Es importante mencionar que este tipo de historias no están orientadas a un público homosexual, sino que plantean la integración; sería sumamente positivo que los padres heterosexuales también lean a sus hijos este tipo de historias, a fin de ofrecerles una visión amplia de la realidad y encauzar su energía positivamente y no en busca del detrimento de aquellos que son diferentes.

Desde estas editoriales expresan que durante años los títulos que planteaban la diversidad sexual provenían de traducciones de obras que en Reino Unido o Estados Unidos habían tenido un gran éxito, pero que ellas ven necesario que se cuenten historias propias y por eso se han puesto manos a la obra con esa idea. Su objetivo es hacer libros a favor de todas las familias, incluidas aquellas que no defienden los obispos.

Niños abiertos=Sociedad equilibrada

La creadora de Topka que ha lanzado la obra «El amor de todos los colores» y que ya está a punto de agotar su primera tirada (2.500 ejemplares), Lucía Moreno, expresó:

Para Moreno este proyecto surgió por la necesidad de ofrecerle a sus hijos una lectura con la que pudieran sentirse identificados. Moreno es una madre lesbiana de niños adoptados y con discapacidades.

Por su parte, Natividad de la Puerta, creadora de A Fortiori, expresó que su interés surgió con el fin de otorgar a sus nietos una visión más diversa de la realidad. Dijo:

Los tiempos van cambiando y es necesario ofrecer a los niños historias que se adapten a la realidad, a lo que vivan o lo que vean, a las historias que escuchan o a las que deban vivir. De este modo podrán sentirse integrados socialmente y no habrá tabúes que les impidan ser felices o sentirse a gusto.

Las historias no están enfocadas hacia lo sexual, pero sí manifiestan la libertad que todo ser vivo tiene de escoger a quién y cómo amar y de lo natural que resulta el querer a alguien ya sea del mismo o diverso sexo. Además plantea un nuevo modelo de familia, nuevo para la literatura pero no para las historias que existen a nuestro alrededor.

La literatura como herramienta para el cambio

La literatura es una preciosa herramienta con la que contamos para compartir con el mundo la realidad, para ayudar a otros a entenderla y, si en ella sólo tienen cabida historias anticuadas y llenas de prejuicios, ¿qué clase de aprendizaje brindamos a nuestros pequeños?

Es importante señalar que no importa la orientación sexual de una persona sino sus actitudes frente a la vida, por lo que enseñar a nuestros hijos el respeto por todo lo que lo rodea es una buena forma de construir actitudes para el mañana.

Comentarios2

  • Pruden

    Es importante este artículo pero, debo decir, que el broche final no tiene precio... "no importa la orientación sexual de una persona sino su actitud frente a la vida". DOY FE! Conozco a alguien que lo confirma y supera! Abramos un camino de igualdad para todos los seres. ¡Sin distinción!

  • Elsy Alpire Vaca

    Intresante artículo sobre la forma n que cómo se debe encarar la nueva literatura infantil, sin embargo hay que precautelar los mejores caminos por donde se conduzca a los pequeños lectores, validan siempre y tda la vida, los valoes, principios, virtudes, dones, aptitudes y no violencia, muerte o terrorismo. Gracias.



Debes estar registrad@ para poder comentar. Inicia sesión o Regístrate.