«La guerra» de Ana María Shua —Páginas de Espuma—

En su libro «La guerra», Ana María Shua nos ofrece un recorrido literario a través de la guerra, su esencia y sus consecuencias, a través de microrrelatos contundentes que nos obligan a pensar.


 
Casi todo lo que sabemos de la guerra nos lo han contado. Somos expertos en batallas famosas pero ninguno de nosotros ha estado allí. Sin embargo, al pensar en ellas es como si las recordáramos. ¿Cuánto ha influido la literatura en nuestra concepción bélica? Ésta parece ser la pregunta detrás de la cual se lanza en «La guerra» Ana María Shua (Páginas de Espuma). Un libro fantástico donde el uso de un lenguaje conciso y la búsqueda de sentido nos convierten en animales de guerra, y ésta deviene arte. Nadie deje de leerlo. Podría ser una fabulosa lectura para regalar estas navidades.
 

El arte imposible de Ana María Shua

En la obra de Ana María Shua se destaca la concisión y una gran habilidad para hacernos pensar en cosas importantes usando un género poco usual para ello, el microrrelato. A través de la lectura de «La guerra» podemos realizar un viaje histórico, literario y sociológico sobre ésta, para revisar todo lo que sabemos y dudar de la necesidad de la batalla para la construcción social. A medida que avanzamos en la lectura, nos topamos con guerreros y batallas famosas, métodos de dominación y estrategias bélicas, dibujados a través de un discurso sorprendente y atrapante.

Trabajar un tema tan profundo y del que existe tanto material diverso desde un lenguaje íntimo, conciso y al mismo tiempo abarcativo, me parece el acierto más destacable de este libro. No había leído antes un libro de microrrelatos donde cupieran tantos mundos distintos y cuya autora, de forma ordenada pudiera concatenar las diversas concepciones de la guerra en una polifonía tan armoniosa.

Ana María Shua ha hecho aquí un trabajo extraordinario, y la sencillez con la que nos lo presenta me resulta estremecedora. Es como si nos dijera: no vengo a decir todo lo que sé, te lo voy a contar como si lo intuyera. Pero a poco que leemos un par de microrrelatos somos capaces de comprender el vasto nivel de investigación y conocimiento de la autora en torno al tema. Quizá, la humildad que se esconde en su discurso sea una de las cosas que más me ha fascinando siempre de toda su obra. Todo lo que toca la Shua se vuelve fino oro, y ella sigue allí con esa sonrisa despreocupada, como si no fuera consciente de sus virtudes.

La literatura que todo lo atraviesa

Entre los puntos destacados de este libro habría que señalar la relación que establece Shua entre literatura y guerra. Y aquí cabe una explicación que se lee de forma torcida: la comparación entre los métodos en los que se desarrolla y trabaja el lenguaje, y los que adoptan los países que van a pelear, o mejor dicho, que envían a sus hijos a la guerra. A través de la lectura podemos acercarnos a una reflexión extraordinaria sobre el tema que, pienso, merece muchísimo la pena, sobre todo en estos tiempos que corren. Hay una larga pregunta sobre las razones que nos cuentan y las verdaderas razones que desencadenan una guerra, cada guerra, todas las guerras.

Personalmente, la guerra es un tema que siempre me ha atraído. Las historias, las que se venden como ficción y aquellas que se dicen reales, en torno a los conflictos bélicos siempre me han excitado. En gran parte, mis ansias guerreras alimentadas de una infancia de bosque me llevaron a decantarme por lecturas donde la supervivencia dependiera del valor y de la fuerza.

No obstante, a través de la lectura de este libro he entendido algo más, algo subterfugio que sin duda me iguala con el resto de los mortales. Somos animales de guerra, llevamos en nuestra sangre el deseo de ser protagonistas de una catástrofe. Decimos que no queremos sufrir, pero nuestra voluntad siempre nos lleva en dirección contraria. En nuestra esencia brilla la destrucción porque sabernos mortales, es decir, haber mordido la manzana y ser conscientes de serlo, es algo que nos ha arrebatado el sueño para siempre. Y sobre todo esa capacidad mortuoria que nos conforma creo que Ana María Shua se explaya de maravilla, regalándonos una fábula absolutamente nítida, encantadora y brillante.

El lugar de la tradición

En ese viaje fantástico a través de la historia de los pueblos y de la idea que tenemos (o hemos ido ampliando sobre la guerra) Shua trabaja sobre hechos históricos que han colaborado muchísimo con la idea que nos hemos ido formando. En este punto hay que volver a señalar la gran documentación y bibliografía que desprende el libro. Un trabajo excesivo de ficción e Historia a la que Shua ha podado con oficio y buen gusto.

Y entre todo eso, una de las cosas más interesantes es que saca del armario poético a Homero, para meterlo en la jaula del periodismo. Homero era en realidad periodista, y fue el fundador de la actividad periodística en la guerra. Eso es realmente fascinante y no podría estar más de acuerdo. Y gracias a eso, o a consecuencia, mucho de lo que creemos de la guerra, del sentido de enemistad y de ambición de gloria, en su estrecho vínculo con la guerra se lo debemos a él, y a sus crónicas bélicas. ¿Tendríamos esa imagen seudo romántica en torno a las contiendas sin ese bagaje de la literatura épica? Muchas son las preguntas que quedan flotando cuando cerramos el libro.

Este nuevo libro de Ana María Shua sirve para confirmar a una de las autoras más destacadas del relato breve. Maestra de lo conciso. Maga del lenguaje que dice mucho con lo mínimo. Pero no debemos acercarnos al libro buscando respuestas sobre la Historia, en todo caso, con el anhelo de redescubrir la idea que flota en toda creación literaria: la pregunta sobre lo dormido, lo no dicho, lo no sentido (aún). En ese punto en el que nace la fábula se teje este maravilloso libro, que en lugar de invitarnos al pacifismo obcecado al que nos incita el mundo capitalista con sus luces y mensajes asépticos, nos avisa que el mal siempre se está tejiendo a nuestro alrededor y que sólo hay un camino posible para afrontarlo.

Y este consejo para la vida, vale también para la literatura.

¡Háganme y háganse el favor de leer este libro extraordinario de la mariscal del microrrelato!


 
 
 
LA GUERRA
Ana María Shua
Páginas de Espuma
978-84-8393-264-3
168 páginas
Papel: 16,00 €
Digital: 5,99 €



Debes estar registrad@ para poder comentar. Inicia sesión o Regístrate.