Carcosa: un destino impregnado de mitología

Posiblemente cuando Ambrose Bierce escribió su relato “Un habitante en Carcosa” no se imaginó lo que este lugar significaría para las futuras (y futurísimas generaciones). Así, aquel lugar inventado se transformaría en un talismán, presente en muchísimos libros de ficción fantástica. Reviso aquí algunos de los relatos en los que aparece Carcosa, este lugar casi mitológico.

De Bierce a Lovecraft

Aunque desde hace un siglo se intenta dar con el origen y se busca una relación etimológica entre el nombre de este lugar y lo que representa, se tienen pocas certezas al respecto. No obstante, la idea que se ha asentado mejor es la que propone que se trata de una variación de Carcassonne, una comunidad francesa que a su vez toma su nombre del latín Carcaso. Sea como sea, son suposiciones que no revelan demasiado lo que Carcosa es.

Carcosa fue popularizada por Lovecraft en sus “Mitos de Cthulhu”, sin embargo, su historia se remonta a tiempos más antiguos. A las referencias bibliográficas de algunos autores a los que él admiraba.

En diciembre de 1886 Ambrose Bierce publicó “Un habitante de Carcosa”, un relato corto que pasó desapercibido en un periódico de San Francisco. Diez años más tarde el escritor Robert William Chambers rescataría ese nombre para incorporarlo en su obra “El Rey de Amarillo”, con la que conseguiría bastante renombre y daría una cierta popularidad al nombre. En esa obra, Chambers incorporaría una obra de teatro que tiene muchos préstamos del relato de Bierce, por lo que podría intuirse que nada es casualidad y que el escritor de “El ratón verde”, admiraba la amplia imaginación de su contemporáneo.

Lovecraft llegó a Carcosa a través de Chambers y de ahí pasó a Bierce, sin embargo, le dio una vuelta de tuerca al asunto al usar el nombre de este lugar en sus “Mitos de Cthulhu”, más precisamente en el relato “El que susurra en la oscuridad”.

En el caso de Chambers, Carcosa se halla presente en “El Canto de Cassilda” que es una obra teatral que se encuentra enmarcada en su otra obra más amplia conocida como “El Rey de Amarillo”.

Carcosa, un mito que reúne a los apasionados de la ciencia ficción

¿Pero qué es realmente Carcosa? ¿Dónde está? Se trata de una ciudad extraterrestre que se encuentra en un planeta llamado Híades, que a su vez tiene como vecino galáctico a Aldebarán y que pertenece a un sistema solar binario. Carcosa se encuentra junto a un lago de nombre Hali y cerca de la ciudad de Alar y se caracteriza por tener un cielo cubierto de estrellas negras. En su firmamento se alzan estrellas negras.

En la obra de Bierce descubrimos una ciudad en ruinas, casi distópica en términos de nuestro tiempo, donde habitan fantasmas que se han quedado vagando sin destino al haber perdido su identidad. No se aclara en ningún momento cuáles son las causas de dicho estado, pero se hace evidente que la destrucción ha comenzado a cobrar forma y que el fatal destino ya no tiene vuelta atrás.

“Un habitante de Carcosa” nos ofrece una historia peculiar de un espíritu que flota a la deriva en las ruinas de una ciudad. El conflicto comienza cuando se topa con su tumba. Y parte de allí toda una búsqueda identitaria que no habría tenido lugar si no se hubiera planteado el hecho de que estaba muerto. De esa idea: descubrimos nuestras carencias cuando alguien nos las hace ver. Pero ahí se detiene Bierce, y será Chambers quien retome el hilo de esa ciudad perdida para crear todo un entramado que reúne elementos de misterio gótico y de la mitología griega, para dar forma a un universo complejo que pasaría a la historia.

Y que sería incorporado por el gran cuentista de terror americano, Lovecraft, quien emula la estructura de Lovecraft y su “Rey de Amarillo” en el “Necronomicón”, en la que se basa toda la mitología lovecraftiana. “El que susurra en la oscuridad”, pieza que se encuentra en “Los mitos de Cthulhu”, vuelve Bierce a escena (su Carcosa, mejor dicho) cuando el protagonista recibe una carta en la que se menciona un lugar denominado el lago de Hali y aparece también el signo amarillo.

En definitiva, Carcosa se ha convertido en un lugar mítico para los amantes de la ciencia ficción y la fantasía. De hecho, se encuentra también presente en el cómic de Joseph Remy “Perdida Carcosa” (donde se incorporan y fusionan elementos de la obra de Lovecraft y Howard) y también en “Dark Border” de Paul Edwin Zimmer. Asimismo, David Drake usa el nombre para denominar a la capital de una de sus islas en “Lord of the Isles” (cabe señalar que allí aparece también el Rey de Amarillo).

En resumidas cuentas, aunque Bierce no lo sabía, estaba creando un lugar de fantasía al que ir con tan sólo un golpe de imaginación y uniendo en ese simple nombre a apasionados del género. Sin duda, la literatura es una ruleta en la que todo se retroalimenta, una espiral a la que podemos meternos y relacionarnos con todo y ponernos a salvo de la crueldad del mundo. ¿Elegimos Carcosa como destino estas vacaciones?



Debes estar registrad@ para poder comentar. Inicia sesión o Regístrate.