José Luis Appleyard

El 5 de mayo de 1927 se produjo en Asunción el nacimiento de José Luis Appleyard, un paraguayo que, además de destacarse como poeta, sumó experiencia como editor, dramaturgo, periodista y abogado.

Quien fuera uno de los integrantes más destacados de la llamada “Academia Universitaria de Paraguay” asistió en su niñez a la Escuela Normal de Profesores. El secundario, en tanto, lo inició en el Colegio San José ubicado en la capital de su país (donde fue uno de los alumnos preferidos del sacerdote español César Alonso de las Heras), completando el bachillerato en una institución educativa argentina situada en Buenos Aires.

Antes de dedicarse por completo a la escritura, Appleyard, un exponente de la “Generación del ‘50”, se recibió de abogado en la Universidad Nacional de Asunción, ejerciendo su profesión por alrededor de diez años.

A lo largo de su trayectoria, José Luis dirigió el suplemento cultural del diario “La Tribuna” (medio de Asunción en el cual también fue jefe del área de Cultura), elaboró una columna titulada “Monólogos” y tuvo otra, conocida como “Desde el tiempo que vivo”, en “Última Hora”. Recorrió muchos países, asimismo, ofreciendo recitales poéticos, conferencias y charlas.

En 1961, gracias al drama poético “Aquel 1811”, este autor que presidió en su nación el PEN Club y formó parte de la Academia Paraguaya de la Lengua Española obtuvo el Premio Municipal de Teatro. En 1997, por repasar otro de sus logros, el Parlamento Paraguayo le concedió el Premio Nacional de Literatura como reconocimiento a su libro “Cenizas de la vida”.

“El labio y la palabra”, “El sauce permanece y Tres motivos”, “Imágenes sin tierra” y “Solamente los años” son otras propuestas que nutren el legado literario de este poeta que murió el 14 de febrero de 1998. Estos datos biográficos, sin dudas, pueden generar en más de uno el deseo de conocer a José Luis Appleyard a través de las publicaciones que ha dejado.



Debes estar [email protected] para poder comentar. Inicia sesión o Regístrate.