Bertolt Brecht

Lección de amor

 Poema siguiente

Pero chiquilla, te recomiendo
algo de seducción en los grititos:
carnal me gusta el alma
y con alma la carne.

La castidad no puede rebajar la lujuria;
si estuviese hambriento me gustaría saciarme.
Me apetece que la virtud tenga trasero
y que el trasero tenga sus virtudes.

Desde que el dios aquel cabalgó al cisne
a más de una chica le da miedo,
aunque también sufra con gusto
que él se aferre al canto del cisne.

Poema siguiente 

 Volver a
Bertolt Brecht

Comentarios2

  •  
    Cock ¿No hay un 100?
  •  
    Tetl Ya tenía tiempo que no leía algo ardiente y elocuente a la vez.
  • Debes estar registrado para poder comentar. Inicia sesión o Regístrate.