Aurelio González Ovies

El veneno agridulce de la vida

 Poema siguiente

Ganar, abrir, cerrar,
perder. Hoy el encuentro
feliz. Mañana la despedida.
Todo es lo mismo
y contrario. Como la luna
y el día. Todo de luz y de
sombra. Como una noche
muy llena y una casa
tan vacía.

Tomo un sorbo. Reconozco la fe.
Amargamente sonrío:
dulce veneno, la vida.

Poema siguiente 

 Volver a
Aurelio González Ovies

Comentarios1

  •  
    Pruden Con qué sabias y sobrias palabras nos describes, gran poeta, la brevedad de las cosas. Gracias!
    Pruden
  • Debes estar registrado para poder comentar. Inicia sesión o Regístrate.