Ana Wajszczuk

La petite fille litteraire

 Poema siguiente


ApareciĆ³ el sol
y el miedo de cegarme tambiƩn

presencia descarnada
la que mira no soy yo
sino la que de noche tajea el cielo
y al amanecer anda perdida
emparchando fisuras

la que se quiebra
de tanto deseo de lo que no existe.

Poema siguiente 

 Volver a
Ana Wajszczuk