www.Poemas-del-Alma.com


Maurice Echeverrķa



Yo, aquĆ­



Yo,
aquĆ­,
entre las torturadas guitarras,
entre otros ciegos convocados,
ciegos
vecinos de los vasos
constantes,
pobres locos amarillos
que aturden la noche
elemental.

QuƩ sitio de mudos muros,
de muerte decorada en la soledad
y en las pastillas.
QuƩ desierto de niƱos con asco
y ecos.
QuƩ tren de luces heridas,
quĆ© perra pronunciaciĆ³n
de los bordes.

QuƩ ruido.