www.Poemas-del-Alma.com


Gustavo Adolfo Bťcquer



Rima LXXVII

Dices que tienes corazón, y sólo
lo dices porque sientes sus latidos.
Eso no es corazón...; es una máquina,
que, al comp√°s que se mueve, hace ruido.