www.Poemas-del-Alma.com


Juan GuzmŠn Cruchaga



Haruko Sam



Amante silenciosa de una noche,
fina mu√Īeca de marfil antiguo,
cuando mi cuerpo duerma el sue√Īo largo
recuerda al extranjero que te quiso.

Mi alma estar√° en la sombra, solitaria,
y en la neblina viviré perdido.
Entreabre las ventanas, y tu l√°mpara
ser√° como una estrella en el camino.

Entonces en las alas de los p√°jaros
y en el rayo de luz vendrá mi espíritu
a reír en el agua de la fuente
y a encender la ma√Īana de mis hijos.