www.Poemas-del-Alma.com


JosÚ Watanabe



La oruga



Te he visto ondulando bajo las cucardas, penosamente, trabajosamente,
pero s├ę que ma├▒ana ser├ís del aire.

Hace mucho supe que no eras un animal terminado
y como entonces
arrodillado y tr├ęmulo
te pregunto:
¿sabes que mañana serás del aire?
┬┐te han advertido que esas dos molestias a├║n invisibles
serán tus alas?
¿te han dicho cuánto duelen al abrirse
o sólo sentirás de pronto una levedad, una turbación
y un infinito escalofr├şo subi├ęndote desde el culo?

T├║ ignoras el gran prestigio que tienen los seres del aire
y tal vez mirándote las alas no te reconozcas
y quieras renunciar,
pero ya no: debes ir al aire y no con nosotros.


Ma├▒ana mirar├ę sobre las cucardas, o m├ís arriba.
Haz que te vea,
quiero saber si es muy doloroso el aligerarse para volar.
Hazme saber
si acaso es mejor no despejar nunca la barriga de la tierra.