www.Poemas-del-Alma.com


Francisco Hern醤dez



De c贸mo Robert Schumann fue vencido por los demonios (III)



Cuando naciste surgi贸 en el bosque
una inquietud extra帽a.
Criaturas belceb煤es vertieron en un claro
el azogue de Los Gemelos
y una quemaz贸n de unicornios
cimbr贸 con su galope
el v茅rtigo de la penumbra en disonancia.
聴Este ni帽o tiene que ser un santo a su manera
聴dijo tu padre al contemplar tus manos.
聴Ser谩 mi luz intensa 聴dijo tu madre
con los ojos vendados.
La mesa tuvo espigas
y relucieron l谩grimas en las paredes.
Doblaron las campanas de la capilla
sin que nadie 聴ni el viento聴 las tocara.
B煤hos destronados por cornejas
instrumentaron tu canci贸n de cuna
y la noche te tom贸 en sus brazos
como a un rel谩mpago reci茅n nacido.