www.Poemas-del-Alma.com


Enrique DŪez-Canedo



Mar pagano



La voz del mar es un clamor de furia,
de paroxismo. En el temblor del agua,
con espasmos de amor y de lujuria,
tal vez un mito divinal se fragua.

Líquidas trallas baten los cantiles;
y es tan tremendo el ímpetu que azota
los pe√Īascos austeros y seniles,
que su masa en esquirlas salta rota.

El sol es como un ascua. Es un glorioso
pastor; desde los cielos deslumbrantes,
gu√≠a un blanco reba√Īo milagroso
de magníficas olas espumantes.

Mar, ¬Ņqu√© quieres? Acaso en esta ruda
contienda, en este rebramar sonoro,
va a surgir otra vez, blanca y desnuda,
de entre tus olas Afrodita de oro,

y esas torsiones √°speras, supremas,
son del nuevo prodigio las se√Īales?
¬ŅO quieres, de tu azul, fundir dos gemas
para sus claros ojos inmortales?