rubn mp

Las voces nocturnas.

La oscuridad habitaba mi cuarto
y cual amante, con su manto me cubría;
mas mis sueños, tornados pesadillas,
atormentaban mi mente, mantenian abiertos mis ojos.
Despierto, en la hora donde los fantasmas
rondan las calles, velan los sueños;
el aire se volvió más pesado que el tiempo
¡Ladridos, silencio, desgarradura de todo!

¡Cómo no amarte hermosa noche!
A ti y a las voces nocturnas
que de vez en cuando mi nombre susurran
con divina y asesina voz de mujer.
¡Cómo no amarte inmensa soledad!
A ti que nunca me abandonas,
que en tu regazo mi vida se adosa
¡Para ti mi adorada, mi pobre querer!

Mas hay en mi algo de romántico;
residuos, taras de ser humano,
que teme al escuchar esas voces,
que tiembla, no duerme en las noches.

-No les temas, mi pobre niño feo.
Ángelicales ó sátanicas, es lo que tenemos:
Soledad, oscuridad, noches de lágrimas,
¡Voces nocturnas que arrullan nuestra alma!

-Ustedes, quimeras, voces sin eco,
no callen, sigan hablando, ¡Grítenme!
¡Quiero escucharles! que su voz febril y tenebrosa
hacen distantes mis imbéciles sueños.
¡Enamórenme, no me dejen caer en manos de Morfeo!
¡Arrullense en mi oído, y hagan olvidar mis tormentos!

Comentarios2

  • Insomnioptera

    Oh, qué cambio tan inesperado de tono... Me encantó. Me hace sentirme en un pasillo lleno de esquizofrenicos en que la esquizofrénica soy yo.

    Empezó tan suave... con el aire pesado cuando el tiempo ligero se recorta... nunca me hubiera imaginado que acabaría así, y por eso me encantó.

  • STELLA_CRISTINA

    HA SIDO UN PLACER PASAR POR ESTAS LETRAS .ABRAZOS ,STELLA



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.