Silvia Patón Cordero

Mirad

 

 

Mirad el viento entre los álamos

cuando susurra un nombre

y calla a tientas

el dolor que me causó.

Mirad las nubes que se evaden

en lontananza,

como pedazos desgajados del cielo,

y que dibujan un nombre,

hermosísimo atributo,

que tanto me conmovió.

Mirad el correr de las aguas;

si una vez claras ahora enturbiadas,

donde ambos escribimos

un amor ya muerto.

¡Mirad, mirad,

que una vez lo quise

y ya no lo quiero!

Comentarios1

  • flor de lis

    Versos tristes que cantan al amor terminado...Dolorosos pero muy hermosos.
    Besos

    • Silvia Patón Cordero

      Gracias por tu comentario.
      Mis versos te agradecen tus apreciaciones.

      Un saludo, amiga.



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.