Ludvaldo

DÉCIMO SONETO A LILIT

Te encajas a alopécicos y a rubios

y a brunos, y jamás se quedan gachas

tus lindas orejitas ni te empachas

de blancos, de orientales y de nubios.  

 

Tus clímax son auténticos vesubios

en erupción, pibón de duras cachas

que jóvenes atléticos despachas,

bestial coleccionista de vitrubios.  

 

A pares en tu cámara sin cruces

a bípedos implumes introduces

y dante al mismo tiempo lo que quieres  

 

colmando tus más íntimos resquicios

con eso que os colmata a las mujeres,

diablesa siempre ansiosa de fornicios.  

 

Osvaldo de Luis

Comentarios2

  • Jorge Horacio Richino

    Excelente soneto!
    Lilit me recuerda, en algo, a la princesa Vávara Softa (personaje de la novela Memorias de una princesa rusa); que no está mal decir que es un libro muy bien escrito y su lectura pone los pelos de punta.
    Gracias por el poema y recibe mi cordial abrazo!!!

    • Ludvaldo

      Muchas gracias y un saludo muy cordial.

    • Syol *

      wow muy bueno !...l0l

      • Ludvaldo

        Muchas gracias.



      Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.