Bohemio Mexicano

“Amores a Escondidas”



“Amores a Escondidas”

 

La oscuridad de la noche
de nostalgia tapizó aquel parque
donde en su banca charlaban
dos seres que se amaban
y que ahora de ellos, nadie sabe.

 

El tiempo pasó inclemente
ya no está aquel arbotante
el que con su tenue luz
fue cómplice de los amantes.

 

Ya el parque luce elegante
hay pistas para correr,
espacio para los perros,
para los niños hay juegos
y cierran al atardecer.

 

Ahí la vi por última vez
sentados bajo de una Jacaranda,
ella me juraba amor
y de ese amor no queda nada,
fuimos los que charlaban
soñando con ser mayores
esos seres que se amaban
escondidos en las sombras
de un arbotante que fallaba.

 

La oscuridad de la noche
me ha traído su recuerdo,
y por eso vine al parque
sin jamás imaginarme
que pasaría tal encuentro.

 

Porque ahí estaba ella
quien también fue a recordar
y yo tomando una piedra
una lámpara fui a quebrar,
mas no pudimos entrar
pero nada nos ha importado
si el amor ha perdurado,
afuera nos pudimos besar.

 

El tiempo pasa inclemente,
ya no hay parque y si edificios,
nos casamos y ahí vivimos
pero extrañamos al parque
pues nos falta intimidad
y en casa nos aburrimos.

 

Guardo muy bellos recuerdos
de mi parque tan amado,
porque se pierde la magia
de probar lo que es prohibido
pues cuando ya está permitido…
el arbotante… ¡No se apaga!

 

 

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.