Antero

- Dices que no, pero es sí -



 

 

Dices que no cuando es sí,

sé que dices lo contrario de lo que piensas,

y lo sé por tu picara sonrisa

 

Dices que no, cuando solo cabe lo contrario,

me llevas la contraria en el juego sutil

del sí pero no,

de lo que es, a lo de tal vez

 

Será el afán de hacerte notar, de afianzar tu realidad

o acaso será un juego en eso del amar

con ese toque tan coqueto, femenino y bello

 

Pero seguiré tú juego…

 

Ese del sí pero no, del ser, pero negar,

de sentir sin decir y sonreír.

 

A todo eso…

 

Te puedo adelantar,

que, en mi vida ni estás

ni lo estarás.

Que tal vez alguna vez te amé,

y hoy, ahora, ni se cómo te quiero,

y cuando te beso,

pues… ¿es con pasión, con deseo?

 

¿lo entiendes, lo captas…?

 

 

Si, ya sé por dónde vas

y dejar de sonreír no puedo.

 

Perdona, pero…

 

porque no me besas y nos engañamos

tal vez descubramos todo lo contrario:

Lo contrario de lo que dices que hago

y lo opuesto de lo que piensas hacer,

porque, al final de todo,

si ya sabes que es

eso de que

digo que no y es si

y

cuanto más lo disimulo

más pienso en ti,

que lo que es, no lo puedo ocultar

y el tal vez… ya ves,

es que cuanto más te quiero, más te deseo

 

y, si ya sabes todo eso, pues, ¿qué hacemos?

 

 

¡Vamos a engañarnos!... pero con tanta fuerza

que este amor, con el fuego de nuestra pasión,

 más que sorprendido,

se quede mudo

y solo se oiga un murmullo

 

Este, como un fuego encendido…

 

¡Miénteme!, ¡dime que no me amas!

y desnuda mi alma

 

Así le susurré entre sus labios abiertos,

su mirada encandilada

y sus pechos hambrientos.

 

 

Transcurrió una fracción de segundo

en el que dos miradas entrecruzadas

se dijeron tanto que no cabía en este mundo.

 

Se fueron acercando,

el calor de sus cuerpos se hacía más intenso,

las distancias fueron desapareciendo,

la pasión fue creciendo

y casi sin voz… como un resuello

 

un murmullo

 

¡Miénteme!, dime bajito que no me amas

 

otro murmullo

 

No te amo con todo mi corazón

te ama mi vida y te ama el universo,

el que se crea con tus besos.

 

 

Dije que no cuando sabes que es sí,

dije que en mi vida no estás

y nada seré, ni soy sin ti,

¿Sientes mi pasión, oyes mis deseos?

 

 

Tan dentro de mi

que si no me besas me muero,

y es que cuanto más te amo más te deseo,

y te extraño,

te echo de menos siquiera un segundo que estés lejos.

 

¡Bésame!

 

siente como no se puede querer más

de lo que te quiero.

 

Ninguna mujer tendrá jamás la seguridad

de ser deseada tanto como yo,

deseada por ti, amada por ti,

 por ti, abrir mi cuerpo de par en par

y veas por dentro mi alma apasionada,

y mi conciencia

deseosa de amar y ser amada.

 

 

Luego,

se hizo un silencio espeso, casi una bruma

Comentarios3

  • Chachi Aguilar

    El juego del amor, la coquetería y complicidad.
    Precioso poema mi querido Manuel.
    Una caricia a tu vida desde mi alma, siempre.

    • Antero

      Gracias, muchas gracias por tus palabras. Un abrazo. Feliz fin de semana.

    • alicia perez hernandez

      cuanto más lo disimulo

      más pienso en ti,

      que lo que es, no lo puedo ocultar

      y el tal vez… ya ves,

      es que cuanto más te quiero, más te deseo
      y, si ya sabes todo eso, pues, ¿qué hacemos?
      ..................................................
      EN EL AMOR HAY MUCHOS JUEGOS, COMPLICIDAD. CANCIONES, SEÑALES, QUE SOLO ELLOS SE ENTIENDEN, CUANDO DIGO NO ES SI, Y CUANDO DIGO SI ES NO, ES COQUETERÍA, ES ATRACCIÓN ES AMOR.
      ME ENCANTÓ PASAR POR TU LETRAS AMIGO ANTERO, ABRAZOS

      • Antero

        Gracias Alicia, muchas gracias por tus palabras. Un fuerte abrazo querida amiga. Feliz fin de semana,

      • Tokki

        Duda que sean fuego las estrellas, duda que el sol se mueva, duda que la verdad sea mentira, pero no dudes jamás de que te amo.
        William Shakespeare (1564-1616) Escritor británico.

        Un abrazo ANTERO

        • Antero

          "Nuestra efímera vida está rodeada de un sueño" Hamlet

          Me pregunto si no será, que nuestra efímera vida es en si misma el sueño.

          -Dude lo cierto, admita lo dudoso... pero jamás dude lo que por ella siento... dicho eso... se sumió de nuevo en el sueño.

          Un fuerte abrazo Carlos.



        Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.